Foto AFP

Una masacre fue evitada en un tren de alta velocidad cuando militares estadounidenses neutralizaron a un hombre fuertemente armado que llegó a disparar dentro de la locomotora. En la acción de las autoridades dos de los militares resultaron heridos, uno por arma blanca que llevaba el atacante que el viernes abordó el tren Amsterdam-París y en el que pretendía cometer la masacre. Según primeras informaciones, el hombre de 26 años sería de origen marroquí de 26 años y habría residido hasta el año pasado en España. El ataque se produjo ocho meses después de los atentados contra el semanario satírico Charlie Hebdo de enero en París, y tras varios incidentes en otros países europeos que han puesto en alerta máxima a los servicios de seguridad. Eran las 17H50 (15H30 GMT) cuando se oyó un disparo a bordo del tren Thalys 9364 que cubría la ruta Amsterdam-París, a la altura de la localidad francesa de Oignies (Alta Picardía), indicó la compañía ferroviaria SNCF. La narración hecha a varios medios de comunicación por los militares, Alex Skarlatos y Spencer Stone, y un estudiante amigo suyo, todos ellos de vacaciones en Europa, describe un incidente "muy rápido" y "loco", que pudo acabar en una gran tragedia. "Me di la vuelta y vi a un hombre entrar (al vagón) con una kalashnikov. Mis amigos y yo nos agachamos y luego dije '¡Vamos a por él!", detalló Skarlatos, miembro de la guardia nacional del Estado de Oregon (oeste de EEUU), que regresó hace poco de una misión en Afganistán. El hombre llegó a disparar e hirió en un hombro a un pasajero, otro estadounidense. "Spencer corrió unos diez metros en dirección del tipo. El hombre sacó una cuchilla y cortó a Spencer detrás del cuello, prácticamente le cortó también el pulgar", contó Skarlatos. "En ese momento llegué yo y le quité su arma y básicamente le pegamos hasta que quedó inconsciente. Luego lo atamos", agregó. "Lo único que nos decía era: '¡devolvedme mi arma!' ¡Devolvedme mi arma!", añadió el estudiante amigo de los militares, Anthony Sadler. El hombre iba armado con un kalashnikov, varios cargadores, una pistola y un cúter. - Un "ataque terrorista" - La fiscalía federal belga abrió una investigación "antiterrorista" tras el incidente. El ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve, saludó el "gran valor" de los militares estadounidenses. Según el diario El País, el sospechoso había vivido en España hasta que se mudó a Francia en 2014. El marroquí también viajó a Siria, y por ello había sido identificado como presunto yihadista por las fuerzas de seguridad españolas, que alertaron a las francesas. El presidente François Hollande aseguró que "se está haciendo todo para dilucidar" los hechos y habló con el primer ministro belga, Charles Michel, para "colaborar estrechamente" en la investigación. El actor francés Jean-Hugues Anglade, que se encontraba entre los pasajeros, sufrió heridas leves al "intentar activar la alarma", según un portavoz de la SNCF. El servicio de trenes Thalys reanudó su servicio este sábado. Interrogada sobre si iban a tomarse medidas de seguridad suplementarias, una portavoz de SNCF, Eva Mertens, no quiso responder. "Son las autoridades las que deciden" dijo. Por: AFP