Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dhenao
Brexit, aún motivo de choque en Reino Unido
AFP

Un ministro de Boris Johnson reconoció este martes que revisar, como tienen previsto, las disposiciones sobre Irlanda del Norte en el acuerdo de Brexit, que entró en vigor en enero, representa una violación del derecho internacional.

"Diría que sí, que viola el derecho internacional de una manera específica y limitada", declaró ante el parlamento el ministro para Irlanda del Norte, Brandon Lewis, en referencia a una legislación que el ejecutivo presentará el miércoles a los diputados.

Le puede interesar: El Reino Unido amenaza con anular partes del acuerdo del Brexit

El gobierno de Johnson afirma que no pretende anular las disposiciones del acuerdo de Brexit destinadas a garantizar que no se reimponga una frontera entre Irlanda del Norte y la vecina República de Irlanda, sino solo armonizarlas con la ley británica para proteger los intereses de los norirlandeses por si no se alcanza un acuerdo comercial con la Unión Europea.

"Las cláusulas que estarán en el proyecto de ley mañana son específicas por si hay un fracaso (en la estancada negociación comercial) para garantizar que somos capaces de cumplir nuestros compromisos con el pueblo norirlandés", dijo. 

Pero altos responsables europeos recordaron que el Tratado de Retirada está inscrito en la ley internacional y por lo tanto el Reino Unido está obligado a respetarlo so pena de dañar su reputación y la confianza de sus socios en el respeto de sus compromisos.

Lewis justificó que existen "precedentes claros en que el Reino Unido y otros países necesitaron reconsiderar sus obligaciones internacionales debido a un cambio de circunstancias" y puso como  ejemplo un caso sobre impuestos internacionales en 2013.

Lea también: En Colorado (EE.UU.) pasaron de un sol de 33°C a caída de nieve en un solo día

Aseguró además que su país buscará resolver cualquier deferencia con la UE sobre la aplicación del acuerdo de Brexit mediante los mecanismos de arbitrio acordados mutuamente.

Diputados norirlandeses denunciaron ante Lewis que se utilice como moneda de cambio en la negociación comercial la situación en esa provincia, donde reina desde hace 22 años una frágil paz tras 30 años de sangriento enfrentamiento entre católicos republicanos y protestantes unionistas.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.