Tomada de @pajaropolítico

El Gobierno mexicano confirmó que 13 reos murieron y 25 más resultaron heridos, ocho de ellos de gravedad, durante un motín en el Penal de Cadereyta, ubicado en Nuevo León. Aldo Fasci, vocero estatal de seguridad, anunció que están a la espera de los resultados de las autopsias para determinar el número de internos que murieron por el uso de fuerza de la Policía y los que fallecieron por las riñas entre grupos rivales. "Durante las últimas horas se inició una protesta de un grupo de internos en el Penal de Cadereyta", informó Fasci en conferencia de prensa celebrada en la sede del Gobierno de Nuevo León. "Debo aclarar a la comunidad que en la prisión de Cadereyta los reos están separados por grupos criminales para evitar disturbios", añadió. Mencionó que la protesta fue controlada pero se reactivó por un grupo de unos 150 internos que comenzaron a quemar basura y colchones, así como a agredir a las fuerzas de seguridad que entraron a la cárcel para intentar controlar las protestas. "En la riña de la tarde uno de los reos fue asesinado y luego incinerado por un grupo de internos", precisó Fasci. Destacó que fue necesario utilizar "fuerza letal" para intentar controlar a los reos, pero cuando un grupo intentó escapar, fue agredido por un grupo contrario. El portavoz no descartó que pueda haber más fallecidos debido que varios reos quedaron gravemente heridos. Afuera de la prisión, decenas de familiares que se reunieron para conocer la situación en el interior de la misma reclamaron que las autoridades no les han dado información sobre la lista de heridos o de víctimas fatales. A las 19.20 hora local (00.20 GMT del miércoles) salieron dos ambulancias de la Cruz Roja con heridos, pero hubo un altercado con los familiares de los internos, quienes apedrearon y golpearon las unidades de auxilio. El Penal de Cadereyta sufrió otro motín hace seis meses, con una riña entre internos que dejó cuatro presos muertos. Por: EFE