Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mujer se suicida tras envíar a su marido un mensaje que era para su amante

Una agente de Policía británica identificada cómo Gail Crocker, de 46 años, le pareció que el error que cometió al enviar un mensaje de texto a su esposo que iba dirigido a su amante, no tenía vuelta atrás y por eso decidió quitarse la vida.

La mujer envió a su marido un mensaje que decía: "Gracias por una noche maravillosa, sólo me hubiera gustado hacer esto más a menudo".

Gail llevaba 30 años casada con su marido pero llevaba ya algún tiempo saliendo con un compañero de trabajo. La mujer, tras ver que el mensaje lo había enviado a su marido, se dirigió con su coche a las afueras la ciudad de Cornwall, y se tomó varios frascos de medicamentos.

Su marido, Peter Crocker, aseguró después que hubiera perdonado la infidelidad. "Ella era mi vida. Estoy perdido sin ella", dijo.

El señor Crocker tambien dijo que "Ella estaba inmersa en un mar de lágrimas diciendo que lo sentía. Ella me dijo que todo fue ocasional y que nunca lo había hecho antes". Pero al día siguiente, la pareja discutió antes de abandonar la casa. El esposo aseguró: "Ella siguió y siguió. Mi teléfono sonó en mi trabajo. Estaba tan enojado que no le contesté las llamadas".

El esposo de la mujer fue a comprar otro teléfono, pero cuando regresó, Gail se había marchado con su Audi TT blanco. Llamó a la comisaría de Bodmin, donde le informaron que habían hallado el automóvil con ella muerta por sobredosis de pastillas para dormir y dentro de la maletera.