Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Italia coronavirus
AFP

Un grupo de científicos chinos reveló que el genoma del coronavirus que contagió a los primeros pacientes en España, no es el mismo que el que salió de Wuhan, sino que ha tenido el tiempo suficiente para mutar. 

Tras hacerle seguimiento al virus desde diciembre del 2019 en Wuhan, los científicos identificaron dos tipos de coronavirus que actualmente causan estragos en el mundo.  

Lea también: Murió el primer perro diagnosticado con coronavirus en Hong Kong

“Los análisis genéticos de la población de 103 genomas de SARS-CoV-2 indicaron que estos virus evolucionaron en dos tipos principales (designados L y S), que están bien definidos y que muestran un enlace casi completo a través de las cepas virales secuenciadas hasta la fecha. Aunque el tipo L es 70 % más frecuente que el tipo S (30 %), se encontró que el tipo S es la versión ancestral”, indica el estudio publicado por National Science Review de la Academia de China

Es decir, que las cepas analizadas por los expertos arrojaron que en un 70 % se trataba de una cepa más agresiva y el resto a una "cepa atenuada".  

“El tipo L fue más frecuente en las primeras etapas del brote en Wuhan, la frecuencia del tipo L disminuyó después de principios de enero de 2020. La intervención humana puede haber ejercido una presión selectiva más severa sobre el tipo L, que podría ser más agresiva y diseminada más rápido. Por otro lado, el tipo S, que es evolutivamente más antiguo y menos agresivo, podría haber aumentado en frecuencia relativa debido a una presión selectiva relativamente más débil”, agregó el estudio. 

Pese a estos avances, los investigadores recalcaron que hace falta más investigación epidemiológica y genómica para realizar descubrimientos que ayuden a controlar los brotes. 

Así se vive una prueba del Covid-19 en Bogotá

En Italia el virus circuló de manera silenciosa  

Investigadores de un hospital especializado en Milán, en el norte de Italia, lograron aislar la versión italiana del nuevo coronavirus, que "circuló silenciosamente durante semanas" en la península, según esos científicos que rastrean el origen de la epidemia. 

"La epidemia no es nueva en el país y el virus circuló silencioso durante varias semanas, antes de que se descubrieran los primeros casos de la enfermedad", explicó el profesor Massimo Galli, director del prestigioso hospital Sacco de Milán y especializado en enfermedades infecciosas. 

El equipo de virólogos de esa entidad estudia la evolución italiana del virus, que "seguramente tuvo una mutación, porque es un virus que se modifica cuando pasa de una persona a otra", explicó el profesor. 

Se trata de una información clave para combatir la epidemia que deja miles de muertos en Europa. 

Hasta el momento, la epidemia deja 8.092 muertes, la mayoría de ellas en Europa y en Asia, y 205.000 contagios en el mundo. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.