Cargando contenido

Foto tomada de Facebook



Un nuevo giro tendría la historia sobre el asesinato de un joven de 20 años en Argentina, supuestamente, a manos de su novia de 19 años. (Lea aquí: Indignación por joven que asesina a su novio y lo despide con mensaje en redes)

Según un reciente informe de balística, la joven Nahir Galarza no habría sido la autora material del crimen ocurrido el pasado 29 de diciembre, pues un examen realizado a la mujer y a sus prendas de vestir arrojó como resultado que no se encontró rastros de pólvora.

Según estos resultados, se determinaría que no fue ella quien accionó el arma que le cegó la vida a su novio Fernando Pastorizzo. (Lea también: Nahir Galarza, la joven que asesinó a su novio salió del hospital psiquiátrico)

Este resultado da un nuevo rumbo a la investigación, pues pese a que la joven confesó el crimen, los investigadores del caso ahora entran a averigua si habría otra persona detrás del asesinato y, posiblemente, Nahir Galarza lo está encubriendo.

El diario El Clarín, de Argentina, dialogó con el abogado de Galarza quien aseguró que “las pruebas indican que ella no disparó el arma. Que ella haya asumido la responsabilidad del hecho es otra cosa. La parafina salió negativa en la ropa y en las manos”.

El abogado agregó a este diario que “el estudio balístico se lo hicieron a ella y a la madre. También a un testigo. Todos dieron negativos. En teoría, ninguna de estas personas disparó el arma”.

Por su parte el fiscal del caso, Sergio Rondoni Caffa, controvirtió las conclusiones del resultado de los exámenes y aseguró que “eso no significa que no haya disparado”.

Según cita el mismo diario, el fiscal expresó que dichas pruebas se realizaron "seis horas después, con la persona cambiada, arreglada, y transpiraba mucho. Eso no significa que no haya disparado".

Sin embargo los abogados de Nahir Galarza aclararon que su intención y estrategia de defensa no es negar que la joven disparara, sino demostrar que los hechos se dieron en otro contexto.

“Ella reconoció el hecho y no lo vamos a negar. Queremos demostrar que ella se defendió. Es una víctima de violencia de género que explotó. Estaba defendiéndose, y no atacando”, concluyó el abogado.

Los hechos


Ocurrieron en la madrugada del pasado 29 de diciembre en la ciudad de Gualeguaychú (Argentina) donde el joven Fernando Pastorizzo, de 20 años, perdió la vida tras recibir dos impactos de bala.

Según informaron las autoridades en Argentina, el joven fue encontrado en horas de la mañana sobre la carretera por un transeúnte quien asegura que aunque el muchacho se encontraba mal herido aún tenía signos vitales, por lo que llamó una ambulancia, sin embargo cuando el equipo médico llegó ya Fernando Pastorizzo había fallecido.

Los exámenes al cuerpo del joven arrojaron que recibió dos impactos con arma de fuego y se le extrajeron dos balas de una pistola calibre 9 milímetros.

Estos hechos llevaron a que la investigación señalara como primer sospechoso al padre de Nahir Galarza, una joven de 19 años quien era novia de Fernando.

Las autoridades iniciaron una investigación en la que el primer sospechoso era el padre de la adolescente Nahir Galarza ya que es de profesión policía y las balas pertenecían a un arma de dotación, como la que usan los oficiales.

Sin embargo la investigación dio un primer giro cuando la joven Nahir Galarza se presentó en la Fiscalía junto a su padre y su abogado para declarar.

En medio de la diligencia, según contó un fiscal que lleva el caso, la joven rompió en llanto y confesó que fue ella quien asesinó a su novio Fernando Pastorizzo, al tiempo que pidió que le quiten la responsabilidad de lo sucedido a su padre.

“Basta, fui yo, quítenle la responsabilidad a mi padre y a mi familia”, dijo la joven, según contó un fiscal.

Mensaje en redes.


Lo que aún no entienden los familiares de Nahir Galarza, ni de Fernando Pastorizzo es por qué la joven luego de cometer el asesinato escribió un mensaje en sus redes sociales en el que le insistía a su novio que lo amaba. De igual forma en este mensaje, según otras perspectivas, la mujer da a entender que el muchacho está muerto y se despide de él a quién cataloga como “mi ángel”.

Lo que se ha conocido de la investigación es que Nahir Galarza, luego de cometer el crimenregresó a su casa, dejó el arma que le había sacado a su padre en el mismo lugar y se acostó a dormir.

Horas después la joven publicó una foto en su cuenta de Instagram donde aparece con su novio Fernando Pastorizzo y la acompaña de un mensaje.

“Cinco años juntos, peleando, yendo y viniendo pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre, mi ángel”, escribió la mujer.