Cargando contenido

Según las investigaciones realizadas, este asteroide no debería existir.

Estación Espacial Internacional
AFP

La Nasa reveló una serie de imágenes que ha logrado captar a través de su sonda New horizon, en las que observaron un asteroide completamente distinto e inusual.

Tras visualizar el asteroide, llamado Arrokoth, lo primero que identificaron los expertos de Nasa fue que presenta una superficie distinta a las que se han conocido, algo que despertó mayor curiosidad para analizarlo.

Lea aquí: Heróica hazaña de astronautas para salvar vida de compañero, en plena misión 

Arrokoth, que se encuentra ubicado más allá de Neptuno (octavo planeta del Sistema Solar), está compuesto por una roca y en su superficie presenta una serie de rocas nuevas para el conocimiento, hasta ahora, de los astrónomos.

Arrokoth
Nasa

Los expertos de Nasa han explicado que después de Neptuno se encuentra este asteroide en el Cinturón de Kuiper, que es una zona del cosmos donde hay una gran cantidad de rocas heladas.

Tras detectarlo, la sonda New horizon logró captar imágenes que han sido catalogadas como “sorprendentes” y las cuales la Nasa decidió compartir.

John Spencer, quien fue autor de la investigación y actual miembro de Southwest Research Institute, Boulder Office, de Colorado, expresó que lo que considera que es lo más sorprendente de este asteroide “es que nos enseña lo simple del proceso de formación planetario, producto de choques a muy baja velocidad, luego de un colapso de la nube local”.

Imágenes Nasa
Nasa

De igual forma dijo que siempre se había planteado algo distinto “esperaba algo más ambiguo: estoy feliz de haberme equivocado". 

Lea además: NASA lanza segunda misión espacial femenina

Este hallazgo resulta sorprendente para la Nasa ya que  los astrónomos tenían la teoría de que los TransNeptunianos más pequeños, es decir, los objetos que se encuentran ubicados más allá de Neptuno, estaban totalmente erosionados por choques. Ahora podrían determinar que estos asteroides no han cambiado significativamente desde la formación del Sistema.

El descubrimiento se dio en medio de una  misión que inició en 2006 cuando fue lanzada la sonda New Horizon, con el propósito de estudiar Plutón. Sin embargo, en el transcurso, captó su atención el asteroide.

Arrokoth se convierte ahora en el cuerpo cósmico más lejano visitado por una sonda terrestre y para llegar a él la sonda tuvo que cambiar su curso, logrando en diciembre de 2019 el encuentro cercano, a 4.000 kilómetros de distancia, que permitió las imágenes.

Fuente

LA FM

Encuentre más contenidos

Fin del contenido