Uno de los niños que forman parte de los 29 enfermos que están siendo evacuados de la región siria de Guta Oriental, por un acuerdo entre el Gobierno y los rebeldes, murió hace semanas por falta de tratamiento, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los médicos de la Media Luna Roja, que se encargan de la evacuación de los pacientes de esta zona sitiada por las fuerzas gubernamentales sirias, descubrieron el fallecimiento del menor, que se cree que padecía una "deformación del corazón", cuando contactaron a su familia para comunicarles el traslado, precisó la fuente.

El niño, cuya identidad no ha sido divulgada, perdió la vida "hace varias semanas por el deterioro de su estado de salud y por la imposibilidad de tratarlo con los recursos médicos en Guta Oriental", según un comunicado de la ONG.

La Media Luna Roja, contactada por Efe, no confirmó esta información y explicó que divulgará el balance de la operación cuando haya concluido. (Lea también: ONU llama a la evacuación urgente de 137 niños enfermos en Siria)

La evacuación comenzó la noche del martes y desde entonces por lo menos 16 pacientes han sido trasladados a hospitales de Damasco, algo más de la mitad de los 29 incluidos en el acuerdo, según informó la Sociedad Médica Siria Americana (SAMS, en sus siglas en inglés).

El acuerdo se logró después de largas negociaciones, que han implicado un canje de presos con el Ejército del Islam, una de las principales facciones de la región, que por el momento ha liberado a 26 prisioneros.

Unas 400.000 personas residen atrapadas en la región sitiada, de las que la mitad se calcula que son menores.

Por: EFE