Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

No es necesaria una nueva toma de posesión del presidente Chávez: Tribunal Supremo de Justicia

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela avaló la continuación del actual gobierno después del 10 de enero de 2013, aunque el presidente Hugo Chávez, hospitalizado en Cuba, no tome posesión este jueves. Así lo indicó en rueda de prensa en Caracas la presidente del organismo, Luisa Stella Morales.

Los siete jueces de la mesa constitucional del Tribunal Supremo consideraron que "el poder ejecutivo constituido (...) seguirá ejerciendo cabalmente sus funciones con fundamento en el principio de la continuidad administrativa".

En consecuencia, el vicepresidente Nicolás Maduro, designado por Chávez como su heredero político, sigue en funciones, así como el resto del gabinete.

La magistrada Luisa Estella Morales consideró que "a pesar de que el 10 de enero se inicia un nuevo período constitucional, no es necesaria una nueva toma de posesión por no existir interrupción en el ejercicio del cargo", al precisar que Chávez podrá jurar "en ocasión posterior ante el Tribunal Supremo".

"El poder Ejecutivo constituido por el Vicepresidente, los ministros (....) seguirá ejerciendo cabalmente sus funciones con fundamento en el principio de la continuidad administrativa", señaló Morales.

"La juramentación del presidente reelecto puede ser efectuada en una oportunidad posterior al 10 de enero de 2013 ante el Tribunal Supremo de Justicia, de no poder realizarse ese día (jueves) ante la Asamblea Nacional", anotó la funcionaria.

Sobre la interpretación del contenido del artículo 231 de la Constitución, Morales afirmó que la Carta de 199 eliminó que el término del mandato pueda ser considerado como una falta absoluta.

"La juramentación puede ser efectuada en una oportunidad posterior al 10 de enero de 2013", insistió.

La Asamblea Nacional de Venezuela había autorizado al presidente Chávez a tomarse "todo el tiempo que necesite" para atender su enfermedad en Cuba e instó a las instituciones a actuar según la Constitución ante la ausencia del gobernante para jurar un nuevo mandato este jueves.

Descartan junta médica para evaluar estado de salud de Chávez

De otro lado, el Tribunal Supremo de Justicia venezolano descartó convocar a una junta médica, por ahora, para evaluar el estado de salud del presidente Hugo Chávez, hospitalizado en Cuba y quien debía asumir el poder el 10 de enero.

"En ningún momento ha considerado el Tribunal Supremo de Justicia que existan méritos para la convocatoria de una junta médica en este momento", aseguró la presidenta del tribunal Luisa Estella Morales.

Según el último reporte médico difundido el lunes por el gobierno, el mandatario se "encuentra en una situación estacionaria" de la insuficiencia respiratoria que sufrió, tras la cirugía contra el cáncer a la que fue sometido el 11 de diciembre.

Este jueves se cumplirá un mes desde que Chávez partió hacia La Habana para operarse, y desde entonces los venezolanos no han visto imágenes suyas ni lo han escuchado, cuando durante 14 años fue una presencia casi cotidiana en la pantalla de sus televisores.

El líder opositor Henrique Capriles había pedido el martes al Tribunal Superior que diera una respuesta al "conflicto constitucional", asegurando que el 10 de enero "termina un período constitucional y comienza uno nuevo" y que el gobierno, contrariamente a lo que ha dicho el Ejecutivo, no puede permanecer en funciones.

"El pueblo no votó por (el vicepresidente) Nicolás Maduro" ni "por los ministros, sino por el Presidente de la República", aseguró el gobernador del estado de Miranda, derrotado por Chávez en los comicios del 7 de octubre.

Maduro, un ex sindicalista del Metro de Caracas, ya indicó que seguiría en su cargo más allá del 10 de enero, incluso si el mandatario no podía asumir ese día ante la Asamblea Nacional como lo establece la Constitución.

Tras varias semanas de suspense, el gobierno venezolano confirmó el martes que Chávez, hospitalizado en grave estado en La Habana tras su cuarta operación contra el cáncer, no podrá asistir el jueves a la toma de posesión porque su proceso de recuperación se extenderá más allá de esa fecha y lo hará más adelante ante el Tribunal Supremo de Justicia.