Cargando contenido

La retirada de Estados Unidos se hará efectiva el 6 de julio de 2021.

Presidente Donald Trump
AFP

La Casa Blanca anunció este martes que inició el proceso para retirar a Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un paso que se hará efectivo dentro de un año y que llega en plena pandemia por la COVID-19.

Lea además: Jair Bolsonaro, positivo por coronavirus 

"El aviso de la retirada de Estados Unidos, que se hará efectiva el 6 de julio de 2021, se ha enviado al secretario general de la ONU, que es el depositario de la OMS", dijo un funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato.

En twitter, el senador demócrata Bob Menéndez, señaló que "el Congreso de Estados Unidos recibió la notificación de que el presidente retiró oficialmente a Estados Unidos de la OMS en medio de una pandemia". 

 

"Llamar caótica e incoherente la respuesta de Trump al COVID no le hace justicia. Esto no protegerá las vidas estadounidenses ni sus intereses; deja a los estadounidenses enfermos y a Estados Unidos solo", opinó Menéndez.

El portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, confirmó en un comunicado que recibió la notificación este lunes, y que ahora está "en el proceso de verificar con la OMS si se cumplen todas las condiciones para la retirada".

La salida podría detenerse

Cuando se sumó a la OMS en 1948, Estados Unidos impuso "ciertas condiciones para su posible retirada", que incluyen una notificación previa de un año y "el cumplimiento total con el pago de sus obligaciones financieras", explicó el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric.

El hecho de que la medida no se haga efectiva hasta dentro de un año significa, además, que la retirada de Estados Unidos podría detenerse si Trump pierde las elecciones presidenciales de noviembre y su sucesor así lo decide.

"Lo que se haga ahora puede cancelarse el año que viene, porque no será definitivo", aseguró este martes un diplomático de la ONU, que pidió el anonimato, a la cadena televisiva CNN.

Estados Unidos ya había suspendido desde mediado de abril sus aportes a la organización, acusándola de posicionarse del lado de Pekín, así como de encubrir y de manejar mal la pandemia de coronavirus. 

El 18 de mayo el presidente envió una carta a la OMS dándole 30 días para acometer reformas bajo la amenaza de cortar permanentemente la contribución estadounidense a la institución, y el viernes 29 de mayo anunció la ruptura total de relaciones de su Gobierno con la organización, pese a que no había pasado ni la mitad del plazo.

"Debido a que no han realizado las reformas solicitadas y muy necesarias, terminaremos nuestra relación con la Organización Mundial de la Salud y redirigiremos esos fondos a otras necesidades salud pública mundial urgentes y globales", dijo Trump en declaraciones en mayo a la prensa.

Le puede interesar: OPS pide a Brasil fortalecer medidas contra la COVID-19 luego que Bolsonaro diera positivo

Este país ha sido el principal donante de la OMS contribuyendo con más de 400 millones de dólares al año, lo que representa cerca del 15 % del total del presupuesto de la organización. 

Pero aunque este es un duro golpe para la OMS, la organización venía trabajando hace tres años en la estructuración de la Fundación OMS para poder recaudar fondos del sector privado con el objetivo de no depender en su totalidad de los aportes voluntarios de los Estados. Su lanzamiento oficial se hizo finalizando mayo. 

Fuente

AFP y EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido