Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Periodista Jamal Khashoggi.
El periodista Jamal Khashoggi fue asesinado en Estambul en 2018. Según un informe de EE.UU., el príncipe heredero saudita, Mohamen bin Salman, dio la autorización para su captura o asesinato.
AFP

La novia turca del periodista saudita Jamal Khashoggi, asesinado en el consulado de su país en Estambul en octubre de 2018, llamó este lunes a "castigar sin demora" al príncipe heredero saudita Mohamed bin Salman, acusado por un informe estadounidense de haber validado el asesinato.

"Es imperativo que el príncipe heredero, que ordenó el brutal asesinato de una persona inocente, sea castigado sin demora", dijo Hatice Cengiz en un comunicado.

El viernes, Estados Unidos publicó un informe de inteligencia en el que acusó por primera vez al príncipe heredero saudita de haber "aprobado" una operación tendiente a "capturar o matar" al periodista crítico con el reino, pero no anunció ninguna sanción directa. 

"Saludo la publicación del informe estadounidense. La verdad, que ya era conocida, fue reafirmada y ahora es definitiva. Pero no es suficiente, porque la verdad solo tiene sentido si sirve para el cumplimiento de la justicia", declaró Cengiz.

"Si el príncipe heredero no es castigado, se enviará una señal para siempre de que el principal culpable puede matar con total impunidad" estimó.

Khashoggi era crítico con el reino y se afincó en Estados Unidos tras caer en desgracia con el príncipe heredero. Según las autoridades turcas, fue asesinado el 2 de octubre de 2018 en la sede diplomática de Arabia Saudita en Estambul por un comando de 15 sauditas que primero lo estrangularon y luego desmembraron su cuerpo. Sus restos nunca fueron encontrados. 

Joe Biden y Arabia Saudita 

Estados Unidos decidió no sancionar al príncipe heredero de Arabia Saudita, una medida que ha generado frustración entre los activistas y muestra que Washington no quiere romper con un aliado clave. 

El documento que señala a Mohamen bin Salaman como responsable del asesinato de Khashoggi provocó la ira de Riad que "rechazó totalmente las conclusiones falsas y perjudiciales" del informe. 

Las críticas públicas al príncipe y una serie de sanciones de Estados Unidos a decenas de funcionarios sauditas marcan un cambio radical en la política del expresidente Donald Trump, quien buscó proteger al gobernante de facto de Arabia Saudita. 

Sin embargo, la nueva administración de Washington no ha impuesto sanciones directas al príncipe Mohamed. De ahí que Antony Blinken, secretario de Estado, haya explicado que Biden quiere "recalibrar" pero no "romper" sus relaciones con Riad, un socio de larga data en Oriente Medio.

"Este no es el golpe saudita que muchos esperaban", dijo Varsha Koduvayur, analista de la Fundación para la defensa de las democracias, un centro de estudios conservador de Washington. 

Las conclusiones del documento señalan "la postura de Biden frente a Arabia Saudita: poner los valores en el corazón de la política exterior de Estados Unidos, enfatizar los derechos humanos y revertir el enfoque transaccional de los últimos cuatro años [bajo Trump], mientras se preserva la relación", agregó la analista. 

Para la ONG estadounidense Freedom House, es "decepcionante y frustrante que Estados Unidos todavía no esté dispuesto a actuar sobre la base de su propia inteligencia" ni a imponer sanciones al príncipe saudita. 

"No esperamos nada más que justicia para Jamal Khashoggi y todos los valientes disidentes de Arabia Saudita", indicó la Fundación de Derechos Humanos, con sede en Nueva York, que produjo "El Disidente", un documental aclamado por la crítica acerca del asesinato del periodista. "Estados Unidos y la Unión Europea deben imponer urgente y directamente sanciones a MBS", subrayó la fundación. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.