Cargando contenido

Yuliana Andrea Acevedo / Foto cortesía La Tercera



La Fiscalía chilena formalizó la acusación Edwin Vásquez Ortiz  de 25 años el supuesto asesino de una joven colombiana. Un crimen que partió por celos y terminó en tragedia.

"Ya no aguanto más". Esta es la frase que  habría dicho el ciudadano colombiano  Edwin Vásquez Ortiz a los miembros de la Policía que llegaron a entrevistarlo a su apartamento en Santiago.

Los investigadores determinaron que Vásquez estaba involucrado en el  descuartizamiento de una joven también de origen colombiano, cuyos restos fueron encontrados en la ribera del río Mapocho.

Durante la audiencia que se realizó este miércoles Vásquez reconoció  ser el autor del crimen y que la víctima era Juliana Andrea Acevedo, de 21 años, quien era su pareja.

El homicidio ocurrió a las 5 de la tarde del sábado en el apartamento que compartía la pareja. Pero este desenlace se venía gestando meses antes.

Vásquez y Acevedo llegaron a Chile desde Colombia a finales de noviembre del año pasado, en busca de mejores horizontes económicos. Ambos trabajan en un restaurante, pero al parecer la pareja venía teniendo problemas de celos.

La fiscalía chilena pidió a las autoridades colombianas antecedentes de Vázquez Ortiz, incluso establecer si pertenecía algún grupo paramilitar, ya que tiene la manera en la que asesinó y descuartizó a su novia, sería un modus operandi de estas organizaciones.

El joven se encuentra preso y se dieron nueve meses de investigación.