Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Nueva York endurece medidas sobre armas tras masacre en Newtown

Nueva York se convirtió en el primer estado en reforzar las restricciones contra las armas de asalto en Estados Unidos, impulsado por la decisión de su gobernador de mostrar "el camino a seguir" al resto del país tras la masacre de Newtown.

La Asamblea estatal aprobó la nueva legislación por 104 votos a favor y 43 en contra. El Senado había dado media sanción a la iniciativa el lunes por un margen de 43 sufragios contra 18.

"Hoy estoy orgulloso de ser un neoyorquino. No solo porque Nueva York tiene la primera ley, sino porque tiene la mejor", afirmó el gobernador demócrata del estado, Andrew Cuomo, impulsor de la medida, saludando el abrumador apoyo logrado.

La iniciativa, denominada Ley de Seguridad contra las Armas y Municiones de Nueva York (NY SAFE, por su sigla en inglés), cierra varias fisuras en una ley estatal previa contra las armas de asalto.

La ley reduce el tamaño máximo de un cargador de 10 rondas a siete y amplía los requisitos de control de antecedentes a todas las ventas.

Asimismo, pone énfasis en evitar que las personas mentalmente enfermas accedan a armas de fuego, en tanto endurece una norma existente que permite a la justicia ordenar que este tipo de enfermos sean sometidos a tratamiento.

La votación se produjo al cumplirse un mes de la masacre en la escuela primaria de Newtown (Connecticut, noreste) que dejó 26 muertos, entre ellos 20 niños, a manos de un joven perturbado de 20 años que había matado a su madre minutos antes y que luego se suicidó.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA), un poderoso grupo de presión que aboga por la tenencia de armas en Estados Unidos, dijo sentirse "ultrajada" por la nueva legislación, y acusó al congreso estatal de someterse a "las ambiciones políticas personales" de Cuomo.

En su discurso anual de la situación en el estado de Nueva York el pasado 9 de enero, Cuomo había afirmado que estaba decidido a "mostrar el camino" y "ser el ejemplo para el país" en materia de control de armas.

"En una época, el estado de Nueva York mostraba el camino" en este tema, había subrayado, recordando la ley Sullivan de 1911, que según él fue la primera del país en reclamar un permiso para poseer un arma.

Según una encuesta publicada el martes por Washington Post-ABC, la mayoría de los estadounidenses (58%) apoya una prohibición total de la venta de fusiles de asalto, como el que utilizó Adam Lanza, el agresor de Newtown.

El presidente estadounidense, Barack Obama, presentará en la Casa Blanca sus propuestas para reducir la violencia provocada por las armas de fuego en el país.

Tras un exhaustivo análisis de las políticas emprendidas en el último mes, se espera que las propuestas del gobierno incluyan una combinación de proyectos legislativos y el recurso a decretos presidenciales.