Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Irak
AFP

Las manifestaciones antigubernamentales en Irak, que a principios de octubre se saldaron con más de 150 muertos, se han reanudado el jueves por la noche, en vísperas de una movilización de partidarios del líder chiita, Moqtada Sadr. 

El gobierno de Adel Abdel Mahdi, quien llegó al poder hace apenas un año, ha puesto en alerta a las fuerzas de seguridad.

El movimiento de protesta denuncia la corrupción de los dirigentes y reclama empleos y servicios públicos en un país rico en petróleo pero con una escasez crónica de electricidad y agua potable.

Moqtada Sadr, un exjefe de milicias convertido en el heraldo de la protesta anticorrupción, ha exhortado a sus seguidores a echarse a la calle y a sus combatientes a estar preparados para "proteger a los manifestantes", lo que hace temer más episodios violentos.

A principios de octubre, 157 personas murieron, en su mayoría manifestantes, según un balance oficial.

Lea más: Gobierno iraquí aprueba medidas para acabar con protestas

A gritos de "todos ladrones", cientos de personas se manifestaron en la emblemática plaza Tahrir de Bagdad, que fue a principios de octubre el epicentro de la movilización.

El ministro del Interior, Yasin al Yaseri, acudió a la plaza Tahrir para decirles a los manifestantes que la policía estaba allí "para protegerlos", según las autoridades.

En Nasiriya, a 300 km más al sur, los manifestantes convocaron "sentadas hasta la caída del régimen".

De interés: Trump justifica retiro de tropas norteamericanas de Siria y otras guerras

Las fuerzas de seguridad iraquíes usaron agua para dispersar a los manifestantes antigubernamentales en una de las entradas de la Zona Verde de Bagdad, donde se hallan las instituciones y las embajadas, afimaron varios testigos.

También se escucharon disparos, probablemente de gases lacrimógenos, en el centro de la capital, donde las protestas se reanudaron, horas antes de una movilización de partidarios del líder chiita Moqtada Sadr. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.