Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Embargo concentra reunión Obama-Castro en segunda jornada de Asamblea de la ONU

Foto tomada de @markknoller



Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, mantuvieron este martes un encuentro bilateral con el embargo contra la isla en primer plano, al margen de la Asamblea General de la ONU, que continúa con varios líderes latinoamericanos.

Obama muy sonriente y Castro con gesto sobrio, los dos mandatarios se estrecharon la mano poco después de las 10:00 am

El líder cubano pidió a su contraparte estadounidense que acelere el uso de sus prerrogativas para hacer modificaciones al embargo -como ya hizo recientemente- ante las dificultades políticas de que el Congreso levante el entramado legal de sanciones vigente desde 1962.

"El presidente cubano reiteró que para que haya relaciones normales entre Cuba y Estados Unidos debe ser levantado el bloqueo que causa daños y privaciones al pueblo cubano", dijo el canciller cubano Bruno Rodríguez en una conferencia de prensa en Nueva York al final de la reunión de los presidentes.

Pero Cuba interpeló directamente a Obama exigiendo que "la realidad del bloqueo sea modificada sustancialmente mediante las muy amplias facultades que tiene el presidente de Estados Unidos", añadió Rodríguez.

Castro y Obama se vieron las caras por una media hora, al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas. Es el primer encuentro de los líderes desde que Washington y La Habana restablecieran relaciones diplomáticas en julio y comenzaran el proceso de normalización plena.

Pero ya se habían visto en una histórica bilateral en abril durante la Cumbre de las Américas de Panamá, que formalizó el descongelamiento de las relaciones iniciado hace casi un año luego de más de medio siglo de mutua desconfianza.

Obama llegó a la reunión tras haber pedido el lunes el fin de "un embargo que no debería estar más en vigor" y mostrarse confiado en que el Congreso estadounidense "inevitablemente" levantará las restricciones, en un aplaudido discurso durante la Asamblea General.

En un momento simbólico, la intervención de Obama fue presenciada en directo por el propio Castro, que hacía su debut en la cita anual de la ONU y es el primer líder cubano presente desde su hermano Fidel en 2000.

Castro replicó destacando que la completa normalización de las relaciones entre los dos vecinos deberá esperar "un largo y complejo proceso", que, además del "fin del bloqueo", contempla la devolución del "territorio ocupado ilegalmente en la base naval de Guantánamo".

Tras la apertura de embajadas, los dos países han comenzado las negociaciones sobre esos asuntos, pero ahora la ruta es más intrincada y posiblemente durará años, mientras los dos países resuelven complejos otros asuntos como los millonarios reclamos por compensaciones.

Para empezar, en el Congreso estadounidense existe una férrea oposición al acercamiento con Cuba y el conservador partido Republicano que controla las dos cámaras rechaza considerar el fin de las sanciones contra la isla comunista.

La paz bajo el brazo


Tras una jornada inaugural con un gran número de mandatarios latinoamericanos en el podio y el conflicto de Siria como eje de los debates, este martes tocará el turno de los líderes de Colombia y Venezuela, que acaban de superar un conflicto fronterizo y diplomático.

El lunes 21 los dos países acordaron la "progresiva normalización" de la frontera, luego que Caracas ordenara a mediados de agosto el cierre de varios puntos limítrofes y deportara a más de un millar de colombianos. Miles más regresaron a Colombia por miedo a ser expulsados.

Venezuela mantiene también una disputa con su vecina Guyana por la región del Esequibo, aunque el domingo las partes acordaron el retorno de embajadores.

Si esos frentes internacionales han bajado de tenor, el presidente venezolano Nicolás Maduro arriba a la ONU mientras enfrenta una aguda crisis económica en su país, reflejada en una elevada inflación y largas filas para conseguir alimentos, y que ha desplomado su popularidad.

Por su parte, el líder colombiano Juan Manuel Santos llega a la ONU con la paz bajo el brazo, luego que su gobierno alcanzó un pacto sobre justicia con la guerrilla Farc que pone la firma de un acuerdo definitivo en los próximos meses.

En el podio del hemiciclo de la Asamblea General hablará también el uruguayo Tabaré Vázquez, en su primera intervención ante la ONU luego de retornar al poder en marzo, tras presidir el país de 2005 a 2010.

Por AFP