Cargando contenido

Según Ikea, los dichos de un empleado pudieron "ofender la dignidad de los miembros de la comunidad LGBT".

Letreto de la cadena Ikea
Letreto de la cadena Ikea
AFP

Los obispos católicos polacos denunciaron este sábado el "adoctrinamiento LGBT" que realiza, a su entender, el grupo sueco Ikea, y defendieron a un empleado despedido recientemente por cuestionar la política de tolerancia de la empresa.

Según Ikea, el empleado tuvo "dichos discriminatorios" tras la publicación en el correo interno del grupo de un artículo sobre su política de tolerancia, en ocasión del Día Mundial contra la Homofobia y la Transfobia celebrado el 17 de mayo.

Consulte también: Unesco no incluye las Fronteras del Imperio Romano en lista de Patrimonio

"Desde el punto de vista de la ley, y sobre todo de la buena educación y el buen sentido, es inadmisible atacar al empleado de Ikea que rechazó el adoctrinamiento LGBT en el lugar de trabajo", escribieron los obispos en un comunicado publicado en el portal del episcopado de Polonia.

Según Ikea, los dichos de su exempleado pudieron "ofender la dignidad de los miembros de la comunidad LGBT" (lesbianas, gais, bisexuales, transgénero), cuando la política del grupo es "no tolerar la discriminación y actitudes de exclusión".

El hombre, identificado por la prensa como Tomasz K., citó en sus correos y declaraciones pasajes del Antiguo Testamento indicando por ejemplo que los homosexuales "morirán sin remedio; su sangre caerá sobre ellos", una frase del Libro de Levítico.

De interés: Ciudad de Jaipur es Patrimonio Mundial de la humanidad

Los obispos felicitaron a Tomasz por "su valentía en profesar y defender la fe en la vida diaria", una actitud "digna de reconocimiento y ejemplar".  

Los prelados se refirieron además a los sentimientos de "repugnancia, tristeza, preocupación por el futuro e incluso de inseguridad" provocados, según ellos, por los activistas LGBT y los periodistas que los apoyan.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido