Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Migrantes centroamericanos
AFP (Referencia)

La OEA o la ONU deben declarar una crisis de refugiados por la migración venezolana, lo cual permitirá derivar fondos de cooperación multilateral para atenderla, dijo el coordinador del grupo de la OEA sobre este tema, David Smolansky.

Somolansky viajará esta semana junto al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, a Colombia, donde además de reunirse con el presidente, Iván Duque, visitarán Cúcuta, que concentra gran parte del tránsito de venezolanos.

Esta es la entrevista Smolansky, un exalcalde venezolano de 33 años, exiliado el año pasado en Estados Unidos tras huir de su país al ser condenado a 15 años de prisión por no reprimir manifestaciones opositoras al gobierno de Nicolás Maduro:

Unos 2,3 millones de personas se fueron de Venezuela desde 2014 hasta junio de este año, según la ONU. Usted ha dicho que es un éxodo sin precedentes en América Latina. ¿Cómo abordarlo?

Creo que se debe declarar una crisis de refugiados en la región. Puede hacerlo la OEA o la ONU. Eso agilizaría protocolos internacionales para brindar mayor ayuda a los que salieron de Venezuela contra su voluntad. Se crearía un fondo de cooperación multilateral para garantizar atención médica, alimentación, techo y capacitación. Sería un fondo pulcro, transparente, para facilitar la situación a quien se refugia. También hay que promover campañas locales, regionales, de organizaciones civiles, contra la xenofobia, que afortunadamente está focalizada. Las manifestaciones minoritarias no pueden empañar el esfuerzo de la mayoría por ayudar. 

¿Quién contribuiría a ese fondo?

Los gobiernos y los organismos multilaterales. De hecho, Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea, Noruega, ya han dado unos 100 millones de dólares desde el inicio del año, sobre todo a Colombia. 

¿Sería institucionalizar la ayuda que ya se está entregando? 

Sí. De Venezuela ha salido más del 13% de su población desde la llegada de (Hugo) Chávez (en 1999). La ONU habla de 2,3 millones desde 2014, pero mucha gente se fue antes. Se estima que con esa diáspora previa serían unos 4 millones. Porcentualmente, el éxodo venezolano se acerca al cubano, estimado en 20% a 30% de la población desde el comienzo de la dictadura de (Fidel) Castro en 1959. Y en términos absolutos, Venezuela se acerca a Siria: unos 6 millones de sirios se han ido desde el inicio de la guerra en 2011. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.