Activistas pro-independentistas del departamento francés de Pirineos Orientales anunciaron que habían ofrecido su "hospitalidad al presidente catalán, Carles Puigdemont, para un Gobierno catalán en el exilio en Perpiñán", en el sur de Francia. "Consideramos que Europa no cumple con su papel", explicó Jaume Roure, presidente de Unitat Catalana, asociado del Comité para la Autodeterminación de Cataluña Norte. Para el activista, la situación política se parece a la de 1939, cuando "500.000 refugiados [...] cruzaron la frontera". "Como se avecina tormenta, proponemos a la gente que se organice en nuestra página web para ver las posibilidades de acogida y alojamiento del Gobierno catalán y de la gente que podría verse obligada a partir", precisaron los activistas franceses en un comunicado. En la "Cataluña Norte", la parte francesa de los Pirineos, el sentimiento de solidaridad con los independentistas catalanes parece ir cobrando fuerza. Se han organizado varias manifestaciones en Perpiñán a medida que se han ido sucediendo los acontecimientos que sacuden a Cataluña, en el noreste de España. El martes, unas 500 personas se manifestaron contra el encarcelamiento de dos líderes del independentismo. El departamento de Pirineos Orientales fue parte de Cataluña durante mucho tiempo, pero en la segunda mitad del siglo XVII pasó a estar gobernado por Francia. Numerosos republicanos catalanes que huían de la dictadura franquista se refugiaron allí a finales de los años 1930.