Una entrevista de 2006, publicada recientemente, reabrió el debate sobre la responsabilidad del exjugador de fútbol americano.

OJ SIMPSON
El exjugador de fútbol americano durante su juicio por doble homicidio.
AFP

En una entrevista grabada en el 2006 pero publicada recientemente, la exestrella del fútbol americano OJ Simpson confesó de manera "hipotética" la forma en cómo habría asesinado a su exesposa Nicole Brown y su amigo, Ron Goldman en hechos registrados el 12 de junio de 1994 en su casa en Los Ángeles, California.  

La cinta, según la cadena estadounidense Fox, fue recuperada hace poco y revelada en un programa especial titulado "¿La confesión perdida?". En la misma, Simpson le asegura a la periodista Judith Regan lo "que pudo haber pasado" esa noche.  

La entrevista se hizo como antesala de la publicación del libro If I Did it (Si lo hubiera hecho) del escritor fantasma Pablo Fenjves, en el cual se hace referencia a una serie de conversaciones que habría tenido el autor original con la exestrella del fútbol americano y actor de comedias después del juicio que se le adelantó por doble homicidio.  

Sin embargo, una serie de acciones judiciales presentadas por la familia Simpson impidió que la entrevista saliera a la luz pública. La grabación había quedado en el olvido hasta que fue encontrada en uno de los archivos de la cadena de televisión. En repetidas oportunidades OJ advierte que lo que está narrando son hechos hipotéticos.  

"Olvida todo lo que crees saber de aquella noche, porque soy el único que sabe lo que pasó. Esta historia la ha entendido mal todo el mundo", aseguró. Su narración se fija en el momento en que recibió una llamada de un amigo al que identificó como Charlie quien le aseguró que estaba viendo a su exesposa con otro hombre.  

"No sabes lo que está ocurriendo aquí dentro", citó el exjugador haciendo referencia a su "amigo". Acto seguido él le respondió que "lo que sea que esté ocurriendo allí debe detenerse". En ese momento hace una pausa y le recuerda a la entrevistadora que las cosas que cuentan hacen parte de una hipótesis. 

Simpson señala que llegó en compañía de su amigo a la mansión, ubicada en una de las zonas más exclusivas de Los Ángeles, vio a Nicole Brown y a Ron Goldman. Inmediatamente se presentó una fuerte discusión entre ellos dos, de la cual no dio mayores detalles.  

En un momento asegura que agarró un cuchillo de 'Charlie' y empezó a moverlo con dirección a su exesposa, todo lo demás es confuso y los recuerdos se evaporan en su memoria. En la entrevista, Simpson tiene varios cambios de humor y pasa de la concentración absoluta a la risa. 

"Recuerdo haber agarrado el cuchillo, recuerdo esa parte, agarrar el cuchillo de Charlie", precisa la exestrella de la NFL hablando en primera persona sobre los hechos que marcaron una época en los Estados Unidos y fueron la base del denominado "juicio del siglo". 

"Y para ser honesto, después de eso, no recuerdo, excepto que estoy ahí parado y hay todo tipo de cosas alrededor. Sangre y todo eso", manifestó ante las contrapreguntas de la periodista, quien le citó varios apartes del libro en los que el hacía énfasis a la gran cantidad de sangre que había en la casa. 

"No creo que alguien pueda ser asesinado de esa forma sin estar cubierto de sangre. Todos vimos esas espeluznantes fotos después" Acto seguido reitera que todo lo que pasó esa noche fue "absolutamente horrible", reseñando el hecho que el piso, el jardín y otras partes de la casa estaban manchadas.  

Pese a que quiso evadir las preguntas y continuar contando la historia, Simpson da vueltas a su mente y habla en un momento sobre la ropa que llevaba puesta: una gorra y unos guantes, estos últimos, clave en el proceso penal que se le adelantó por doble homicidio y por el cual estuvo privado de la libertad varios meses.  

Frente a los guantes de cuero color negros, señala que "quizá" se quitó el guante antes de quitarle el cuchillo a su amigo Charlie. "No recuerdo hacerlo, pero obviamente tuve que hacerlo porque encontraron el guante ahí". 

Entonces, tras ser contrapreguntando nuevamente comienza a reír: "Lamento decirlo, pero esto es hipotético. Lo siento. Tenemos que volver atrás otra vez. Es difícil: es difícil hacer que la gente piense que soy un asesino". 

Un jurado popular declaró "no culpable" al exjugador de fútbol, en tal vez uno de los fallos más polémicos en la historia judicial del mundo. Los jurados avalaron la tesis de la defensa de Simpson sobre un caso de racismo y manipulación de elementos materiales probatorios.  

En septiembre de 2007, OJ Simpson fue condenado a 33 años de prisión por los delitos de secuestro, porte ilegal de armas y lesiones personales. El exjugador de fútbol ingresó a una habitación del casino hotel Palace Station, en Las Vegas, con un grupo de hombres armados, para tomar por asalto artículos deportivos de dos coleccionistas, valorados en 100 mil dólares. 

En la acción, retuvo a los dos coleccionistas a quien amenazó en diferentes oportunidades con el arma si no le entregaban los objetos. El pasado 1 de octubre, después de nueve años en una cárcel, fue dejado en libertad condicional.  

Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido