Cargando contenido

Los picos han alcanzado los 38 grados centígrados en Washington.

Ola de Calor
La ola de calor en varios países europeos causó la muerte de varias personas en Francia, Italia y España, con una temperaturas récord de 45,9 grados.
AFP

Estados Unidos sufre una tremenda ola de calor este fin de semana, que deja ya tres muertos, con temperaturas de cerca de 38°C este sábado en ciudades como Nueva York y Washington, informaron las autoridades. 

Casi 150 millones de personas se ven afectadas por esas condiciones climáticas que azotan al país desde el Medio Oeste hasta la costa atlántica, señaló el Servicio Nacional de Meteorológía (NWS por su sigla en inglés).

El NWS advirtió que "las temperaturas peligrosamente altas y la humedad podrían afectar la salud si no se toman precauciones", y recomendó permanecer hidratado, prestar atención a las personas más frágiles como niños, ancianos y enfermos, permanecer adentro de las casas el mayor tiempo posible y no dejar menores y animales dentro de los autos.

La ola de calor, que seguirá probablemente hasta última hora del domingo, ya se cobró al menos tres vidas, incluidas dos durante la semana en el estado de Maryland (este).

Atención: Abren osarios en el Vaticano para resolver desaparición de adolescente

Canadá también emitió advertencias para el este del país.

En Nueva York, el alcalde Bill de Blasio declaró la emergencia por la situación. La ciudad abrió 500 centros refrigerados para que personas sin hogar o aire acondicionado pudieran refugiarse.

"El sábado será muy, muy malo, y también el domingo... Esto es serio", advirtió De Blasio.

Vea tambiénEn imágenes, así vive Europa la fuerte ola de calor por la que atraviesa

De hecho, el triatlón de Nueva York previsto para el domingo fue cancelado por primera vez desde que se inauguró en 2001 debido al clima extremo.

Al menos tres abogados de oficio alertaron en Twitter que los presos de la famosa cárcel neoyorquina de Rikers Island estaban sufriendo por no tener aire acondicionado. Según ellos, algunos guardias apagaron los ventiladores como medida de castigo, dando lugar a "condiciones mortales".

De Blasio afirmó en Twitter que se habían enviado responsables del Departamento de Prisiones al lugar para supervisar la respuesta ante la ola de calor con el fin de "proteger la salud y la seguridad de todos en las instalaciones". 

En Washington la temperatura mínima de 27,2 grados centígrados alcanzada por la mañana sólo estuvo unas seis décimas por debajo del récord de 2015, "con muchas posibilidades" de alcanzar los 37  grados, una temperatura nunca vista desde 2016.

En la capital federal, conocida por su calor húmedo sofocante en el verano, se canceló un popular concierto de jazz al aire libre en la Galería Nacional de Arte.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido