Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Omar Mateen declaró su lealtad al EI antes de la matanza en Orlando, según medios estadounidenses

Omar Mateen / Foto tomada de Twitter


Omar Mateen, el presunto autor de la matanza de medio centenar de personas en una discoteca en Orlando (EE.UU.), llamó poco antes de iniciar el tiroteo al teléfono de emergencia 911 y declaró su lealtad al grupo terrorista Estado Islámico (EI), informó el canal NBC News.

De acuerdo con medios estadounidenses, las autoridades tienen registrada una llamada de Mateen en la que declaró su lealtad al grupo terrorista.

El senador por Florida Bill Nelson, señaló que la matanza ocurrida esta madrugada en una discoteca de Orlando, señalada como la peor matanza de la historia de EE.UU. en un tiroteo masivo, tendría alguna conexión con el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

"Habría alguna conexión con el Estado Islámico, aunque esto no es una información oficial", afirmó el senador demócrata en un encuentro con periodistas en esta ciudad del centro de Florida. (Lea aquí: Joven de 29 años, de padres afganos, presunto responsable de tiroteo en bar gay de Orlando)

Según precisó, la información no proviene del Buró Federal de Investigaciones (FBI), sino de personal del Comité de Inteligencia del Senado en Washington, y es necesario esperar los resultados de las investigaciones para confirmarlo.

El senador lamentó que en esta ciudad ocurrieran en un mismo fin de semana dos hechos de violencia perpetrados por hombres armados y manifestó la necesidad de una mayor regulación en el uso de armas entre los ciudadanos del país.

Exmujer del supuesto tirador de Orlando dice que no era una "persona estable"

La exmujer del supuesto autor de la matanza en el club homosexual de Orlando (Florida, EEUU), que causó al menos 50 muertos y 53 heridos, declaró hoy que no era una "persona estable" y que la maltrataba.

"No era una persona estable", declaró la exesposa al diario The Washington Post bajo condición de anonimato porque teme por su seguridad tras la masacre supuestamente cometida por su exmarido, identificado como el estadounidense de origen afgano Omar Mateen.

"Me golpeaba. Venía a casa y empezaba a golpearme porque la colada no estaba acabada o cosas así", afirmó la mujer, que conoció al sospechoso hace ocho años en internet y decidió mudarse a Florida para casarse con él en marzo de 2009.

Al principio de los pocos meses que estuvieron casados, "él parecía un ser humano normal" hasta que se tornó violento, indicó, al precisar que su marido no era muy religioso y hacía ejercicio en el gimnasio con frecuencia.

Según la exesposa, el presunto asesino no dio nunca señales de haberse radicalizado, poseía una pistola de bajo calibre y trabajaba como guardia en un centro de delincuentes juveniles.

De acuerdo con la mujer, la familia de Mateen procedía de Afganistán, pero él nació en Nueva York y se mudó posteriormente a Florida con sus familiares.

Con información de EFE