Cargando contenido

En Uganda se registraron nuevos casos.

Ebola Republica del Congo
AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió que no ha llegado el momento de declarar la epidemia de ébola en la República Democrática del Congo (RDC) como emergencia sanitaria internacional, aunque alertó de los riesgos en la región tras la aparición de los primeros casos en la vecina Uganda.

La decisión fue tomada, siguiendo la recomendación del Comité de Emergencias de la organización, un órgano que le brinda asesoría científica en estos casos y que está formado por especialistas localizados en varias partes del mundo.

"Estamos muy preocupados porque a pesar de alguna evolución epidemiológica positiva, la introducción de la enfermedad en otras áreas supone un nuevo desafío, al igual que la aceptación de las comunidades (a las medidas de prevención y a la vacunación) y la seguridad", dijo el presidente en funciones del Comité de Emergencia, Preben Aavitsland.

En contexto: Alerta en el Congo: Más de 600 muertos y 1000 contagiados por ébola

Los especialistas que participaron en la reunión dijeron que uno de los grandes problemas que hay para poner esta epidemia bajo control es la falta de recursos para las actividades de prevención y preparación tanto en la RDC, como en los países vecinos.

"Los casos en Uganda son un recordatorio de que mientras el brote de ébola continúe hay un riesgo de transmisión a los países vecinos, mientras que el riesgo fuera de la región es bajo", explicó Aavitsland.

En Uganda se detectaron esta semana tres casos de ébola correspondientes a los miembros de una misma familia congoleña que había viajado entre los dos países y de los cuales sólo una persona (un niño) ha sobrevivido.

Lea además: Primer caso de ébola en zona urbana en el Congo preocupa a la OMS

Por vía telefónica desde Kinshasa, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, enfatizó la tragedia que está siendo este nuevo brote de ébola en la RDC para las comunidades y las familias de los enfermos y fallecidos.

Desde el pasado agosto, cuando se detectó la transmisión del virus del ébola, se han registrado 2.108 casos, de los cuales 1.411 han muerto.

Según el responsable de la OMS se han recibido menos de un tercio de los 98 millones de dólares necesarios para poner a raya esta enfermedad en la RDC y los países que la rodean.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido