Foto: AFP

El Consejo de Seguridad de la ONU "condenó firmemente" este viernes el quinto ensayo nuclear norcoreano y decidió preparar una nueva resolución que impondrá a Pyongyang sanciones económicas.

En una declaración unánime, sus 15 miembros, entre ellos China, una aliada de Pyongyang, indicaron "que van a comenzarán a trabajar inmediatamente en medidas apropiadas, según el artículo 41 de la Carta de la ONU, y una resolución del Consejo".

El artículo 41 concierne a "medidas que no impliquen el uso de la fuerza armada", sobre todo se aplican sanciones económicas y comerciales.

La declaración califica el último ensayo nuclear norcoreano de "violación flagrante" de las resoluciones de la ONU y de "amenaza evidente a la paz y a la seguridad internacional". 

La última resolución del Consejo sobre Corea del Norte data de marzo, y había impuesto las sanciones económicas y comerciales más duras jamás adoptadas contra Pyongyang.

Aquella resolución respondía al cuarto ensayo nuclear llevado a cabo por Corea del Norte en enero, además del lanzamiento de tres misiles balísticos.

Estados Unidos y Francia reclamaron nuevas sanciones contra el régimen comunista para intentar disuadirlo de seguir con sus programas militares, nucleares o balísticos.

El embajador japonés ante la ONU, Koro Bessho, pidió "una nueva resolución" que incluya "una serie de medidas firmes".

Pero el embajador chino, Liu Jieyi, luego de ser consultado a la salida de la reunión, no evocó sanciones, y se contentó con subrayar "la urgencia de trabajar juntos para la desnuclearización de la península coreana".

"De los dos lados debemos abstenernos de toda provocación y de toda acción susceptible de exacerbar la tensión", añadió. Una referencia implícita al proyecto de escudo antimisiles estadounidense en Corea del Sur, que molesta a Pekín.

Por: AFP