Cargando contenido

Foto: AFP


Expertos de la ONU en derechos humanos dijeron que el indulto concedido al expresidente de Perú Alberto Fujimori es "una bofetada" para las víctimas de las violaciones de derechos humanos ocurridas mientras él gobernó el país.

En una declaración conjunta, el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Desapariciones Forzadas y los relatores especiales sobre promoción de la justicia, Pablo de Greiff; y sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnes Callamard, consideraron que esa medida tuvo "motivaciones políticas".

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, concedió el pasado día 24 un indulto humanitario a Fujimori, quien en 2009 fue condenado a 25 años de prisión por graves violaciones de los derechos humanos.

Los autores de la declaración recordaron que esa sentencia fue dictada tras un proceso "que cumplió los estándares nacionales e internacionales de un juicio justo" y que, en su momento, fue recibida como un avance importante en la lucha contra la impunidad.

En consecuencia, el indulto decidido por Kuczynski tiene un impacto negativo "en el trabajo de la judicatura peruana e internacional para lograr justicia", agregaron.

"El señor Fujimori debe ser tratado como cualquier otra persona sentenciada" por graves delitos, reclamaron.

Para los expertos de la ONU, el caso de Fujimori no reunía las condiciones para ser favorecido con un indulto humanitario, que en todos los casos requieren de "un proceso transparente, riguroso y creíble que sea compatible con las normas internacionales de los derechos humanos".

De manera general, estas normas "restringen las amnistías, perdones u otras medidas de exclusión de responsabilidad cuando se trata de graves violaciones de los derechos humanos, tales como ejecuciones sumarias y desapariciones forzadas".

Una medida de "habeas corpus" presentada por la defensa del exmandatario aludiendo a su mal estado de salud había sido rechazada anteriormente por la Justicia peruana.


Por EFE