Cargando contenido

Las medidas evitarán un largo periodo de depresión pero no impedirán la recesión de la economía mundial, según la ONU.

dólares
Pxhere

Los economistas de las Naciones Unidas pidieron el lunes otorgar 2.5 billones de dólares en fondos, subsidios y cancelación de deudas para ayudar a los países en desarrollo a enfrentar la pandemia de Covid-19.

En un estudio publicado este lunes, la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (CNUCED) destacó que las consecuencias económicas vinculadas a la pandemia del nuevo coronavirus "son cada vez más difíciles de predecir", pero que "está claro que las cosas van a empeorar para las economías en desarrollo".

La CNUCED pide que se adopte un plan de apoyo que comprenda la inyección de 1 billón de dólares, la cancelación de deudas por otro billón y el otorgamiento de 500.000 millones en subvenciones en los servicios de salud de emergencia y programas de ayuda social.

Le puede interesar: Aunque no hay ninguna aprobada, el mundo trabaja en 20 vacunas y 30 medicamentos contra el Covid-19

"Aunque los planes de reactivación masivos actualmente puestos en marcha permiten evitar un largo periodo de depresión, no impedirán una recesión de la economía mundial este año", reveló el estudio.

Según los economistas de la CNUCED, los países en desarrollo, con la posible excepción de China y quizás de India, se enfrentarán a graves dificultades debido a la pandemia que deja al menos 34.600 muertos en el mundo desde aparición a fines de diciembre en una ciudad china.

Las consecuencias de esta pandemia combinada con una recesión mundial serán catastróficas para muchos países en desarrollo, según la CNUCED, que estima que estas naciones tendrán que hacer frente a un déficit de financiamiento de 2 a 3 billones de dólares en los próximos dos años.

Lea también: Llega buque hospital a Nueva York para reforzar la lucha contra el Covid-19

"Las economías avanzadas se han comprometido a hacer todo lo que sea necesario para evitar que sus empresas y sus hogares sufran grandes pérdidas de ingresos", declaró el director de la División de Globalización y Estrategias de Desarrollo de la CNUNCED, Richard Kozul-Wright, citado en un comunicado.

"Pero si los dirigentes del G20 quieren respetar su compromiso de 'respuesta mundial en un espíritu de solidaridad', deben tomarse medidas para las 6.000 millones de personas que viven fuera de las economías el G20", agregó.

Los economistas de la ONU piden también que se establezca un control de capitales a fin de "limitar el aumento de las salidas de capital" de esos países.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido