Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

PARO NACIONAL
Foto referencial del Paro Nacional.
Colprensa

Tras el reciente contacto entre un funcionario de alto nivel del gobierno de Estados Unidos con Colombia, el jefe del Pentágono Lloyd Austin y el ministro de Defensa Diego Molano, organizaciones internacionales de derechos humanos han criticado la posición silenciosa del Gobierno Biden ante la situación social en el país.

Lea además: EE.UU. "anima" a Colombia a localizar a los desaparecidos en las protestas

Adam Isacson, director para Veeduría de Defensa en la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) explicó en RCN Radio que les preocupa lo "tibio" que ha sido Estados Unidos en sus declaraciones sobre Colombia en comparación con Naciones Unidas y la Unión Europea, ya que "apenas mencionan temas del uso de la fuerza, la necesidad de reiniciar diálogos y, qué bien que también condenan los excesos que cometen manifestantes, pero hay una ausencia de palabras que hace mucho ruido". 

Audio

[AUDIO] Adam Isacson, director de WOLA, habla sobre el silencio del Gobierno Biden frente a la situación en Colombia

0:27 5:25

Esa ausencia de palabras la hizo notar Isacson en la declaración que el secretario de Defensa Lloyd Austin publicó en twitter tras conversar por teléfono con el ministro Diego Molano; una declaración que el director de WOLA consideró decepcionante. 

“Imagínense las dolorosas contorsiones que se requieren para escribir esta declaración, en este momento, sin usar las palabras "paz", "acuerdo", "Policía", "libertad de expresión/reunión", "uso de la fuerza" o "diálogo", escribió Isacson en Twitter. 

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), coincidió con Isacson y señaló que "La administración Biden dice que los derechos humanos están en el "centro" de su política exterior. Entonces -se pregunta- ¿por qué parece estar haciéndose la vista gorda ante la brutalidad policial en Colombia?". 

Adam Isacson espera que desde Estados Unidos se pida una investigación de todos los casos de uso desmedido de la fuerza y "que digan más sobre la necesidad de que todas las partes dialoguen y que para desbloquear las vías se debe hacer con uso muy medido y proporcional de la fuerza". 

Pero recuerda que la Policía Nacional de Colombia -en general las fuerzas militares- ha sido socio de Estados Unidos por años y ese es un elemento que, en parte, explicaría el silencio que se critica. 

"Como Estados Unidos le da a la policía de Colombia alrededor de 150 millones de dólares anuales, eso hace más importante que el Gobierno de Biden marque distancia. Debido a que esa relación es tan cercana y que hay tanta ayuda de Estados Unidos para temas como la erradicación de la coca, creo que la situación tendría que agravarse muchísimo más antes de que el gobierno Biden decida quitar la ayuda a la Policía", como lo pidieron más de 55 congresistas estadounidenses en una carta al secretario Antony Blinken. 

Hasta ahora, el Gobierno de Joe biden ni siquiera ha pedido reducción de armamento para una guerra como la que se ha vuelto a desatar entre israelíes y palestinos -aunque sí hubo condena por afectaciones a civiles- e Isacson cree que esa es una característica de Biden. 

Hay similitudes con lo que se le pide a Biden en Estados Unidos sobre la situación entre Israel y Palestina, y lo que sucede en Colombia.

"Aquí (en Estados Unidos) tenemos un grupo fuerte de congresistas del ala progresista del Partido Demócrata quienes dicen que hay que suspender las ventas de armas y hay que condenar más fuerte. Del otro lado, casi todo el Partido Republicano está repitiendo los argumentos del expresidente Uribe de que esto es una conspiración marxista alimentada por Venezuela y que los manifestantes no saben lo que hacen. En medio de eso, hay un grupo de moderados, entre ellos incluyo al presidente Biden, que han preferido no decir nada, ni sobre Colombia ni sobre Israel". 

Muertes y desaparecidos en protestas 

José Miguel Vivanco, de HRW, confirmó que en las últimas horas han recibido "denuncias creíbles sobre 61 muertes ocurridas en Colombia desde que comenzaron las protestas. Hasta ahora, hemos confirmado que 24 de estas muertes (22 manifestantes o transeuntes y dos policías) tienen relación con las manifestaciones". 

Le puede interesar: Rechazo a misión CIDH es parte de un "enfoque negacionista muy peligroso", dice Amnistía Internacional

WOLA finalmente destacó que la Casa Blanca animará este lunes al Gobierno colombiano a localizar a los desaparecidos durante las protestas de las últimas semanas "tan pronto como sea posible", según dijo la portavoz Jen Psaki.

La Casa Blanca también dio la "bienvenida" a las investigaciones que el Gobierno colombiano ha abierto sobre algunos casos de violencia y al despliegue en todo el territorio nacional de unos 35 equipos que tienen como misión hallar a los desaparecidos, que según las autoridades colombianas son al menos 129 personas. 

Fuente

Sistema Integrado de Información con EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.