Cargando contenido

Según el comité de países europeos, Corea del Norte sigue con planes para su programa nuclear.

Israel y EEUU
Lanzamiento del misil antibalístico hipersónico Arrow-3 en una ubicación no revelada en Alaska.
AFP

Los miembros europeos del Consejo de Seguridad de la ONU condenaron la continuidad de las pruebas de misiles de Corea del Norte, reafirmando la necesidad de mantener las sanciones contra el país.

"Bélgica, Estonia (miembro a partir de enero próximo), Francia, Alemania, Polonia y Reino Unido están profundamente preocupados por las continuas pruebas de misiles balísticos por parte de Corea del Norte", incluyendo los lanzamientos del 28 de noviembre pasado, dicen en una declaración. 

Desde mayo, añadieron, el país llevó adelante 13 pruebas y "ha continuado también con su programa nuclear". 

Lea además: Kim Jong-un supervisó pruebas con 'lanzamisiles múltiple súper grande'

La última prueba, el día del feriado estadounidense de Acción de Gracias, se produjo en medio de un estancamiento en las conversaciones nucleares entre Pyongyang y Washington.

"Condenamos estas acciones provocadoras", que "socavan la seguridad y estabilidad regional, así como la paz internacional, y que son una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU adoptadas de forma unánime", señala el documento. 

Para los europeos, "es vital" que el Consejo asegure una implementación total de sus resoluciones y que las sanciones se mantengan. 

"Llamamos a la comunidad internacional para comprometerse con la obligación de hacer cumplir estrictamente estas sanciones", concluye el comunicado.

En contexto: Trump dice que las pruebas de misiles de Pionyang no violan su pacto con Kim Jong-un

Corea del Norte dio a Estados Unidos hasta fin de mes para presentar una nueva oferta de acuerdo, y amenazó con retirarse de forma permanente de las conversaciones. En la ONU, los diplomáticos temen que Pyongyang regrese a pruebas de largo alcance si no se avanza pronto.

 

Japón

 

Corea del Norte advirtió al primer ministro japonés, Shinzo Abe, que pronto podría ver "ante sus propias narices" un "verdadero misil balístico", y calificó además al dirigente nipón de "hombre más estúpido de la historia".

El ataque verbal se produce dos días después de que el líder norcoreano, Kim Jong Un, supervisara un nuevo test de un "lanzador de misiles múltiples de grandes dimensiones". Según Corea del Sur, dos proyectiles cayeron en el mar de Japón.

Abe estimó entonces que esos disparos de "misiles balísticos" constituyen un "serio desafío" para la comunidad internacional, que viola las resoluciones de la ONU 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido