Cargando contenido

EAU y Baréin han restablecido sus relaciones diplomáticas con Israel, como no ocurría hace 26 años con un país árabe.

Donald Trump y Benjamin Netanyahu
Donald Trump y Benjamin Netanyahu
AFP

Centenares de manifestantes protestan este martes en Cisjordania ocupada y en la Franja de Gaza contra los acuerdos que firmaron Emiratos Árabes Unidos y Baréin con Israel para normalizar sus relaciones, considerados por los palestinos una "traición" a su causa. 

Ondeando banderas palestinas, los manifestantes, en su mayoría con mascarillas para protegerse del coronavirus, se concentraron en las ciudades de Naplusa y Hebrón, en el norte y sur de Cisjordania, y en Gaza ciudad. 

A última hora de la tarde, está prevista una manifestación en Ramala, sede de la Autoridad Palestina en Cisjordania. "No a la normalización con el" ocupante israelí, "Los acuerdos de la vergüenza" o inclusive "Traición", rezaban algunas pancartas.

Lea aquí: Israel sella su acuerdo con Emiratos Árabes Unidos y Baréin en la Casa Blanca

En Gaza, los manifestantes pisotearon e incendiaron carteles con la imagen del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el rey de Baréin, Hamad bin Isa Al Jalifa y el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohamed bin Zayed al Nahyan. 

"Le decimos al régimen bareiní y a Emiratos que esta normalización es una traición total a la causa palestina y a las esperanzas de la nación árabe", dijo Ahmad al Medalal, un dirigente de la Yihad Islámica en Gaza.

La firma de los acuerdos de normalización prevista para este martes en Washington marca "un día sombrío" en la historia del mundo árabe, declaró el lunes el primer ministro palestino, Mohamed Shtayé. 

En el pasado, la resolución del conflicto israelo-palestino era considerada una condición  indispensable para la normalización de las relaciones entre los países árabes e Israel, que en particular ha ocupado los territorios palestinos de Cisjordania y Jerusalén este desde hace más de 50 años. 

Le puede interesar: Trump asegura que tendrá vacuna contra la covid-19 "en cuestión de semanas"

Pero, en los últimos años, Israel y Estados Unidos han intentado convencer a los países del Golfo de revertir la ecuación sobre la base del miedo común a Irán, y así normalizar sus relaciones con el Estado hebreo sin una paz israelo-palestina previa. 

Netanyahu, quien llegó el lunes a la capital estadounidense según sus servicios, se congratuló por los "acuerdos de paz históricos" con Emiratos y Baréin, dos países con los que Israel nunca estuvo en guerra.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido