Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Panamá dispuesto a adelantar fondos para evitar suspensión de obras del Canal

La administración del Canal de Panamá anunció que está dispuesta a adelantar fondos al consorcio encargado de la ampliación de la vía para evitar que cumpla la amenaza de suspender las obras.

"Hemos analizado un adelanto (por una cifra que no se precisó) para que continúe la obra. Estamos hablando de fondos adicionales de ellos y de nosotros para adelantar las obras, pero eso se discutirá mañana (martes)" en una reunión entre ambas partes, dijo el administrador del Canal, Jorge Quijano, tras reunirse con la ministra española de Fomento, Ana Pastor.

La ACP y el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) sostendrán este martes una reunión técnica a puerta cerrada para discutir sobre el monto que cada parte deberá aportar, siempre "sin salirse" de los parámetros establecidos en el contrato firmado por las partes, añadió Quijano.

El aporte extraordinarios busca darle solvencia al consorcio durante los "próximos dos o tres meses", que es el tiempo que se tomará la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, por sus siglas en inglés) en resolver un reclamo por "585 millones de dólares" presentado por el GUPC en 2012, explicó el alto funcionario.

La DAB es la segunda instancia de reclamos prevista en el contrato. La primera es la ACP, y la tercera un arbitraje internacional en Miami, Estados Unidos, recordó el alto funcionario panameño.

"El problema que ellos tienen en este momento es que al no haber ninguna resolución por parte de la Junta (DAB) y que la misma puede tardar de dos a tres meses, entonces pudieran tener un problema de flujo de caja", y el aporte extraordinario "es para ayudar llevarlos a ellos (al GUPC) a través de estos próximos dos o tres meses sin paro de obras", explicó Quijano.

Quijano reconoció que este primer paso "no significa" que ya no exista "la intención de suspensión" de las obras a partir del próximo día 20, como anunció la semana pasada el GUPC con el argumento de que no puede cargar con los "sobrecostos" globales que cifró en más de 1.600 millones de dólares.