Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Periodistas protestan por ataques a la libertad de expresión
Reporteros Sin Fronteras cuenta 49 periodistas asesinados en el mundo este 2019, y México es uno de los países más peligrosos en América Latina para el ejercicio del periodismo.
AFP

La organización Reporteros Sin Fronteras publicó la reciente clasificación mundial de la libertad de prensa, de acuerdo a lo que sucede en 180 países y territorios en medio de la pandemia por el coronavirus.

El análisis evidenció que la próxima década será decisiva para el periodismo, por la situación tecnológica y  geopolítica, además de los efectos de la propagación de la COVID-19 en el mundo.

“El horizonte se oscurece para la libertad de prensa en América Latina”, dijo esa organización que además advirtió que es hostil el ambiente laboral en el que permanecen muchos periodistas,bajo presión e intimidaciones.

De interés: El petroleo brent también se desploma de precio

El informe reveló que en el país han resurgido las amenazas de muerte, secuestros y agresiones contra los periodistas desde el 2018 y también que Colombia descendió al puesto 130, con relación a la libertad de prensa.

“Desde que Iván Duque asumiera la presidencia en agosto de 2018, se han recrudecido las agresiones, las amenazas de muerte y los secuestros de periodistas, debilitando aún más a la prensa y generando verdaderos agujeros negros para la información en el país”, dice otro de los apartes del informe.

La reciente clasificación estableció que en América Latina, los ataques contra la prensa evolucionaron en los países que enfrentan fuertes conflictos sociales. 

“La represión y la estigmatización de la prensa, nutridas por la desinformación y los ataques en línea, han adquirido nuevas dimensiones, sobre todo en los países que enfrentan grandes conflictos sociales”, aseguró reporteros Sin Fronteras.

Situación en el mundo

La organización Reporteros Sin Fronteras señaló también que la inestabilidad política y social generan escenarios de riesgo para los periodistas en todo el mundo.

“En toda la región se han registrado multitudinarias protestas y la cobertura de estas manifestaciones pone a los periodistas en primera línea”, advirtieron en el análisis. 

México 

En el 2019 fueron asesinados 10 periodistas, por lo que México se mantiene como el país más peligroso del continente para ejercer el oficio. 

“El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no ha logrado frenar la espiral de violencia contra los periodistas, ni poner fin a la impunidad en que permanecen los crímenes cometidos contra ellos”, establece el estudio de Reporteros Sin Fronteras.

En el estudio también se identificó al crimen organizado como otro factor de violencia que influye en los ataques contra la prensa.

“En este país –como sucede con sus vecinos centroamericanos– persiste la colusión de políticos corruptos y autoridades (sobre todo locales) con el crimen organizado, que va más allá del ámbito político, lo que amenaza gravemente la seguridad de los actores de la información”, destaca otro de los apartes del análisis.

Vea también: Iniciarán ensayos para encontrar el tratamiento contra el COVID-19 en Colombia

Haití 

Este país ocupa el puesto 83 en la clasificación mundial, experimentando el mayor descenso pues perdió 21 lugares. Las agresiones contra los reporteros allí son fuertes, en medio de las manifestaciones que se registran constantemente. 

“Desde 2018 han proliferado en el país las protestas contra el presidente Jovenel Moïse, implicado en casos de corrupción. Los periodistas haitianos suelen padecer agresiones cuando cubren estas manifestaciones, a menudo violentas”, indicó esa organzación.

El año pasado fue asesinado el periodista Néhémie Joseph, según destaca Reporteros Sin Fronteras, que agregó que este homicidio demuestra la vulnerabilidad de los reporteros. 

Ecuador

El hostigamiento contra los periodistas también se registró en las protestas contra el Gobierno del presidente Lenín Moreno en el Ecuador, que en la clasificación se encuentra en el puesto 98, revelando que el vecino país enfrenta problemas significativos en cuanto a la libertad de prensa. 

Chile 

“Las violentas manifestaciones provocadas por el aumento de la tarifa del metro en Santiago de Chile, la capital, provocaron una ola de ataques y agresiones a periodistas y medios de comunicación”, advierte el informe. 

Ese país descendió cinco lugares en la clasificación y se ubicó en el puesto 51. 

Lea también: Cundinamarca propone reactivación económica en municipios sin coronavirus

Bolivia 

Los ataques contra los periodistas aumentaron luego de las elecciones presidenciales de noviembre de 2019. Ese país latinoamericano se ubica en el puesto 114. 

Brasil 

Reporteros Sin Fronteras advirtió que el autoritarismo del Gobierno de Jair Bolsonaro ha generado insultos y humillaciones a algunos de los periodistas de los medios de comunicación más representativos del país, “fomentando un clima de odio y desconfianza hacia la prensa”. 

La organización precisó que “en medio de esta tensa situación, los periodistas brasileños, y en particular las mujeres, son cada vez más vulnerables y suelen padecer los ataques de simpatizantes de Bolsonaro, sobre todo en las redes sociales”. 

Argentina

Esta nación perdió siete puestos en la clasificación 2020, debido a las agresiones de los policías contra los periodistas que cubrieron las protestas registradas en las principales ciudades durante las elecciones presidenciales del pasado mes de diciembre. 

Venezuela 

Detenciones arbitrarias, violencia de las fuerzas del orden y los servicios de inteligencia, cortes a la conexión de internet y bloqueo de las redes sociales, o expulsión de periodistas extranjeros, son algunos de los ataques contra la prensa en medio del Gobierno autoritarismo del presidente Nicolás Maduro. 

Nicaragua 

El periodismo independiente también se ve afectado por la situación del país en el que fue reelegido Daniel Ortega. 

“La prensa independiente de Nicaragua sufre una suerte similar, asfixiada por la feroz represión del gobierno del presidente Daniel Ortega –reelegido en 2016 para un tercer mandato consecutivo– y sus simpatizantes”, aseguró el informe. 

Las detenciones arbitrarias se incrementaron durante el 2019 al mismo tiempo, desaparecieron paulatinamente medios impresos por falta de papel, planchas para las rotativa. La organización advirtió que esto ha sido generado directamente por el gobierno de ese país centroamericano. 

Cuba 

Ocupando el lugar 171, Cuba es el país con los casos más graves de represión de la libertad de prensa. El informe señala que la intimidación está consagrada desde la constitución en la que se prohíbe que exista prensa privada en el país. 

“El régimen cubano, ahora dirigido por Miguel Díaz-Canel, sigue monopolizando casi toda la información; la Constitución aún prohíbe que exista prensa privada en el país. Además, en 2019 aumentaron los casos de detención y encarcelamiento de periodistas molestos para el gobierno. Problemas estructurales inextricables", dijo Reporteros Sin Fronteras. 

Importante leer: En Colombia ya piensan en cerrar campos petroleros ante desplome del precio

Internet 

Reporteros Sin Fronteras identificó también a las campañas de acoso que a través de internet, hacen diferentes sectores de la política. 

“En América Latina como en todo el mundo, las agresiones físicas a periodistas suelen estar acompañadas de campañas de acoso en internet, emprendidas por ejércitos de troles y por simpatizantes de los regímenes autoritario”. 

Las mujeres son víctimas principalmente de los métodos de censura. Existe una clara correlación entre la represión de la libertad de prensa registrada durante la crisis del coronavirus y el lugar que ocupan los países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa.

China e Irán que son epicentros de la pandemia, establecieron dispositivos de censura masivos. En Irak, el gobierno suspendió la licencia de trabajo de la agencia de noticias Reuters durante tres meses, horas después de que esta publicase una nota que cuestionaba las cifras oficiales de casos de COVID-19.

En Hungría, el primer ministro, Viktor Orbán, hizo que se aprobara una ley relativa al coronavirus que sanciona la difusión de noticias falsas con penas de hasta cinco años de prisión, una forma de coacción completamente desmesurada.

Más información: ¡Histórico! Precio del petróleo WTI cae a terreno negativo por primera vez

Artículo escrito con ayuda del informe de Reporteros Sin Fronteras.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.