Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Paraguay no participará en la cumbre de la CELAC - UE

Chile negó que Paraguay no haya sido invitado a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea, que se celebra en Santiago, y afirmó que fue este país el que decidió no asistir.

El canciller chileno Alfredo Moreno afirmó que "Paraguay ha decidido que frente a la situación que se vive ha preferido no estar aquí", durante una rueda de prensa en el marco de una reunión previa de Celac.

"El hecho de que Paraguay no esté aquí por razones de relaciones con los países, corresponde a una decisión que últimamente toma Paraguay", agregó.

Pero, más temprano en Asunción, el presidente paraguayo Federico Franco, afirmó que Paraguay "no fue invitado" a la cumbre Celac y por tanto no envió representantes.

"Paraguay no fue invitado. Es lamentable la situación a la que está sometido el Paraguay desde junio pasado", declaró el jefe de Estado, refiriéndose al marginamiento de su país de las cumbres presidenciales desde que asumió hace siete meses.

"Esta es una organización en donde los países tienen derecho propio para asistir, de tal manera que todos los países que son parte de ella, incluyendo a Paraguay, tiene el derecho de asistir", insistió el canciller Moreno.

"Paraguay no ha sido suspendido, ni ha tenido ninguna dificultad con Celac (...) por lo tanto, Paraguay es miembro de esta organización, tal como cualquier otro país en este momento", precisó.

"Acá (en Paraguay) hay un gobierno constitucional y deseo que en la cumbre hablen de la situación de Paraguay y se rectifique", manifestó de su lado el presidente Franco.

Desde la destitución de su predecesor, Fernando Lugo, vía juicio político del Congreso el 22 de junio de 2012 acusado de "mal desempeño de sus funciones", Paraguay, miembro de la Celac, ha quedado al margen de importantes citas regionales e internacionales.

El Mercosur y la Unasur lo excluyeron de sus reuniones posteriores a la destitución de Lugo, hasta tanto no se realizaran elecciones en el país, previstas para el próximo 21 de abril.

Paralelamente, sus socios del Mercosur (Argentina, Brasil y Uruguay) consiguieron marginarlo de la cumbre Iberoamericana de Cadiz a fines de octubre, de la cumbre con países árabes (en diciembre en Lima) y ahora del encuentro de la Celac con la UE.

Apoyado por Estados Unidos y la mayoría de los países miembros de la OEA, Paraguay evitó que se votara una resolución para declarar inconstitucional al actual gobierno, promovida por Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Perú, Venezuela y Uruguay, además de Nicaragua y Cuba.

Franco debe entregar el poder el 15 de agosto de este año a quien sea electo en los comicios de abril.