Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ola de calor en Canadá y Estados Unidos
AFP

Las autoridades canadienses informaron que durante los últimos cuatro días más de 100 personas han muerto en la provincia occidental de Columbia Británica (Canadá), a consecuencia de la ola de calor que está castigando el oeste del país. 

Un portavoz de la Policía de Vancouver, la mayor ciudad de Columbia Británica, dijo que hasta hoy había respondido a más de 65 muertes súbitas desde que la ola de calor se inició el viernes y cuya magnitud nunca se había visto en la urbe.

En diálogo con RCN Radio, Patricia Barahona, una colombiana residente en Vancouver, aseguró que aunque las temperaturas extremas ya empezaron a bajar, están viviendo "un infierno". 

Lea aquí: Récord de calor asfixia a Canadá y el noroeste de Estados Unidos

"Esto parecía un infierno, si estabas dentro o fuera de la casa tu cuerpo estaba caliente, no tiene comparación y eso que soy de Valledupar (...) Hubo 48 grados Celsius dentro de la casa", dijo.

En las temporadas de verano en esa zona de Canadá, es normal que en el día haga calor y en la noche la temperatura caiga hasta los 18 grados Celsius; pero eso no pasó en la última semana. 

"En la noche bajaba a los 30 grados mínimo, no tenías descanso. El martes, cuando la gente iba a visitar a los mayores que viven solos, los encontraban muertos por la ola de calor; casi todas las llamadas al 911 eran por la ola de calor, había infartos, muchos animalitos murieron, estaban en los patios de sus casas y murieron", cuenta Patricia. 

Audio

[AUDIO] Patricia Barahona, colombiana en Vancouver habla de la ola de calor en Canadá

0:27 5:25

La colombiana contó que ella y su familia tuvieron que optar por irse a los sótanos, ya que debido a que los fríos en Canadá son frecuentes, las casas están hechas como "termos" y "la mayoría de las casas no tienen aire central porque no se necesita".

"Nosotros nos tuvimos que ir al sótano porque no dábamos con el calor, solo te cansas con bajar las escaleras; los pasamanos estaban calientes, los baños calientes, fue algo impresionante, nunca había vivido esto. Había dificultad para caminar, me mantenía echando agua todo el tiempo, decidimos tener una manguera; no se prendió la estufa porque no queríamos calentar más la casa". 

Lea también: Nueva Zelanda: científicos prueban dispositivo magnético para bajar de peso

Patricia aseguró que las autoridades alertaron de la ola de calor antes de que llegara y emitió recomendaciones a los ciudadanos de cómo permanecer en sus viviendas y mantener la hidratación.

Las autoridades han dicho que para el próximo fin de semana las temperaturas volverán a la normalidad para una temporada de verano, sin embargo, mantienen las alertas pues la cifra  de muertos seguirá aumentando mientras se mantengan las condiciones meteorológicas, con temperaturas extremas y elevados índices de humedad.

Fuente

Sistema Integrado de Información con EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.