Cargando contenido

Organismos internacionales denunciaron que las fuerzas de seguridad chilenas cometieron graves violaciones a los derechos humanos.

Sebastián Pinera, presidente chileno
Sebastián Pinera, presidente de Chile.
AFP

El Partido Comunista de Chile (Pcch) quiere que el presidente del país, Sebastián Piñera, responda ante la Corte Penal Internacional por las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la crisis, denunciadas por distintos organismos, confirmó su líder, Guillermo Teillier.

"Estamos estudiando una presentación ante la Corte Penal Internacional, hay un equipo de juristas que la están preparando y estará lista previsiblemente la próxima semana", apuntó Teillier.

Lea además: Alerta roja y más de medio centenar de viviendas afectadas por incendio en Chile

El partido enviará al tribunal internacional, con sede en La Haya (Países Bajos), los informes elaborados por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (Cidh), Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI).

Los cuatro organismos denunciaron que las fuerzas de seguridad chilenas cometieron graves violaciones a los derechos humanos, como torturas, uso excesivo de la fuerza, detenciones ilegales y agresiones sexuales, durante el estallido social que vive el país desde mediados del pasado octubre.

Lea también: Piñera convoca oficialmente a histórico plebiscito constitucional en Chile

La formación remitirá además los informes del autónomo Instituto Nacional de Derechos Humanos (Indh), que ha interpuesto en los tribunales chilenos un total de 943 denuncias contra los agentes del Estado.

"Estamos preparando una serie de presentaciones con el objetivo de que el fiscal de la corte la estudie y abra un caso, pero no es una denuncia porque no se cumplen los requisitos, ya que no se han agotado los recursos judiciales internos", explicó la diputada comunista, Carmen Hertz.

La crisis, la más grave desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet, ha dejado al menos 24 fallidos y miles de heridos, episodios de violencia extrema con saqueos, incendios, barricadas y destrucción de mobiliario público.

"No estamos dispuestos a tolerar la impunidad en Chile. La impunidad está presente desde hace muchos años, desde la época de Pinochet", lamentó Teillier.

Piñera, muy crítico con los informes de los organismos internacionales, ha reconocido abusos puntuales, pero ha negado una política sistematizada para atacar a los manifestantes y se ha comprometido a investigar los hechos.

El Gobierno

El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, dijo que en Chile "el Estado de derecho funciona" y las instituciones judiciales "van a ir abordando cada uno de los casos que se han conocido en el país en materia de abusos o atropellos policiales".

"El PC entiende poco cómo funciona la democracia y el Estado de derecho (...) Cuando uno entiende la democracia y cree en ella, lo primero es alejar cualquier tentación de interrumpir un mandato democrático validado por la ciudadanía", añadió.

El Partido Comunista fue una de las formaciones opositoras que apoyó la presentación de una acusación constitucional en el Parlamento contra Piñera, que fue rechazada el 12 de diciembre y que en caso de haber prosperado le habría inhabilitado políticamente.

Las manifestaciones, que comenzaron en respuesta a un aumento en la tarifa del metro y se convirtieron en un clamor contra la desigualdad, han perdido fuerza, pero sigue existiendo descontento en las calles y la crisis parece lejos de solucionarse, pese a las medidas sociales anunciadas por el Gobierno y al plebiscito sobre una nueva Constitución.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido