Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ángel Medina
Captura de pantalla

“Uno piensa que las cosas se van a quedar mal, pero, la verdad es que no. A veces las cosas andan mal, pero luego vienen las cosas buenas. Así me pasó a mí”, declaró Ángel Medina, un hombre de 44 años quien desesperadamente decidió plasmar de su puño y letra, en hojas de cuaderno su perfil laboral y hoy ha recibido más de 30 propuestas laborales. 

Según lo que se ha podido conocer de este hombre, proveniente de la ciudad de Hermosillo, al noreste de México, es que luego del fallecimiento de su hijo, su vida empezó a complicarse, perdió el trabajo y no tenía ni para comprar los formularios. 

Le puede interesar: Llegada del hombre a la Luna: Nasa hace pomposa celebración

Ante esa desafortunada experiencia, Medina pegó en postes de la luz de la ciudad, los avisos donde describió con su puño y letra, las habilidades y conocimientos que tenía.

“Busco trabajo en rancho, tengo experiencia en el manejo de ganado, también sé capar, ordeñar, hago queso y domo potros”, se leía en sus avisos.

En la hoja, el hombre también escribió su nombre y edad y aclaró que no tenía ningún vicio, sin embargo, olvidó dejar el número de teléfono para recibir las propuestas laborales. 

Lea también: Juliana Galvis... más que espectacular en bikini

La comunidad al ver los avisos en las calles se conmovió tanto que la historia llegó a las redes sociales. Interesados en ofrecerle trabajo al hombre buscaron hasta encontrarlo, hoy de todo lo que le propusieron, decidió tomar la opción de administrar un local en Guadalajara.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.