Cargando contenido

Maurén Sofía Barriga y sus compañeros de la agencia EFE Leonardo Muñoz y Gonzalo Domínguez habían sido retenidos por el Sebin.

Periodista, imagen de ilustración
Periodista, imagen de ilustración
Foto: ingimage

La periodista colombiana Maurén Sofía Barriga relató detalles de la detención de la que fue víctima junto al español Gonzalo Domínguez y su compatriota Leonardo Muñoz.

Los tres trabajan para la agencia EFE y ya recuperaron su libertad. Cabe resaltar que el primero en ser detenido por agentes del gobierno de Nicolás Maduro fue Muñoz. Esto ocurrió el miércoles en la tarde.

Cuando Leonardo Muñoz desapareció, tanto ella como Domínguez empezaron a preocuparse, pues él no respondía las llamadas.

“Nuestro compañero Leonardo Muñoz, fotógrafo, no regresaba de la cobertura que estaba haciendo. Además, empezamos a llamarlo insistentemente y no contestaba el teléfono. Sin embargo, le escribíamos mensajes y sí le llegaban", contó Barriga, en Voces RCN, este jueves.

"Empezamos a preocuparnos de más. No sabíamos, no teníamos noticias absolutamente de nada. Ya en la noche, ya eran cerca de las nueve y media o diez de la noche, decidimos Gonzalo y yo irnos al hotel, y cuando llegamos al hotel había todo un equipo de esta policía militar del Gobierno esperándonos, el Sebin", agregó la periodista.

De acuerdo con su relato, los agentes del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) les dijeron que llevaban tres horas esperándolos porque, supuestamente, querían llevárselos para hacerles unas preguntas. Domínguez, de forma inmediata, llamó a la delegada en Caracas de la agencia para alertarla de lo que estaba pasando.

"Aunque ellos se espantaron mucho, se mosquearon mucho por el movimiento que hicimos del celular, creo que fue lo mejor porque evidentemente alguien sabía ya a dónde nos iban a llevar", narró ella.

Al poco tiempo la delegada llegó con abogados, pero los funcionarios del Sebin les quitaron los teléfonos celulares a ella y a Domínguez. En ese momento, Barriga se dio cuenta de que ya les habían registrado las habitaciones donde se hospedaban.

"Nos habían registrado absolutamente todo. Nos habíamos dado cuenta porque tenían los pasaportes de nuestros compañeros. El mío no, porque estaba acá en la oficina de la agencia. Dijeron que tenían a nuestro compañero y que tenían que llevarnos a nosotros a hacernos unas preguntas", añadió la colombiana, en entrevista con Voces RCN.

Los abogados empezaron a hablar con los agentes, pero los diálogos fueron infructuosos. Posteriormente, los funcionarios los llevaron al Helicoide, la sede principal del Sebin. Allí les quitaron el dinero y los equipos de trabajo, los esposaron y les hicieron “un sinfín de entrevistas, fotos, huellas dactilares”.

"Fue toda una pesadilla. He de decir que esta gente siempre mantuvo cierto respeto ante todo y en ningún momento nos maltrataron ni verbal ni físicamente", precisó Barriga.

Ella, sin embargo, no sabe por qué los liberaron: "Es algo incógnito hasta ahora, porque hasta luego de que ya nos llevaban a la oficina de Migración la orden era deportarnos (…) y en un momento, que no entendemos, al parecer recibieron una llamada, alguna orden, que no sé de dónde vino, (para) que nos dejaran en libertad".

Escuche el relato completo en Voces RCN:

Audio

Maurén Barriga, periodista colombiana que fue detenida en Venezuela

0:27 5:25
Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido