Foto: AFP

Perú declaró este miércoles el estado de emergencia en más de la mitad del país debido a una aguda sequía que afecta severamente a los mayores valles costeros y andinos del país, informó el gobierno.

"El estado de emergencia por déficit hídrico" durará 60 días luego que la escasez de lluvias haya alcanzado en noviembre un nivel crítico, según un Decreto Supremo firmado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski junto a su gabinete ministerial y publicado en la gaceta oficial.

Durante ese lapso, el gobierno aplicará una serie de "acciones inmediatas y necesarias de respuesta y reducción del muy alto riesgo" que existe de afectar la producción de las tierras agrícolas y de acceso al agua de poblaciones, tras haber sido "rebasada la capacidad de respuesta de los respectivos gobiernos regionales". 

Según la Defensa Civil, "el déficit de lluvias en la región centro y sur del país se viene presentando desde el mes de septiembre, siendo el período más crítico el mes de noviembre" cuando la sequía por falta de precipitaciones se elevó al ciento por ciento.

"El período de lluvias usualmente inicia en septiembre pero en este año eso no ha ocurrido, no llovió en los meses previos", dijo al diario La República el jefe del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi).

La medida abarca a 18 de las 25 regiones del Perú, e incluye a Lima y toda la costa y sierra peruanas. Las regiones de la selva son las únicas excluídas de la emergencia. El 6% del territorio peruano es agrícola, lo que equivale a 7, 6 millones de hectáreas.

La escasez de lluvias ha impactado además en las cuencas de varias regiones del Perú, afectando los reservorios y caudales fluviales, destaca el gobierno.

Perú es un país agrícola y la agroexportación se ha convertido en los últimos años en uno de los motores de la economía. El sector acumula un crecimiento de 8% entre enero y octubre de este año, con montos de exportación por 4.190 millones de dólares respecto al mismo periodo del 2015.

Su vecino Bolivia también viene saliendo de la peor sequía de los últimos 25 años, que motivó el racionamiento de agua en varias ciudades.

Por: AFP