Cargando contenido

Un sospechoso intercambio de maíz por petróleo habría sido la pisa para descubrir el entramado.

Coronavirus en Venezuela
AFP

El caso de Alex Saab sigue dando sorpresas y a medida que avanzan las investigaciones se continúa conociendo detalles sobre su actuar delictivo, involucrando a más personas, empresas y hasta países.

Una reciente revelación involucra ahora a México por unas empresas que habrían tenido contratos con Saab y el gobierno del dictador venezolano, Nicolás Maduro.

Según la información, una compañía mexicana habría celebrado un contrato con una compañía venezolana, a través del cual había un acuerdo de “intercambio” de alimentos por petróleo.

Sin embargo, una investigación del diario El País (España) y el portal Armando.info reveló que este contrato se trató de una entramada en la que participó Alex Saab, señalado testaferro de Nicolás Maduro, y con el cual Venezuela logró evadir las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Le puede interesar: Niños intoxicados con plomo representan un tercio de la población infantil: Unicef

De acuerdo a lo revelado por este diario, en junio de 2019 la empresa mexicana Libre Abordo S. A. firmó un convenio con la Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex). En este contrato se indica el intercambio de maíz mexicano por petróleo de Venezuela; también incluye el envío de camiones cisterna para agua potable.

Esta operación estaría valorada en 230 millones de dólares y a lo largo del tiempo se habría logrado el despacho de más de 30 millones de barriles de crudo venezolano.

Tras descubrir este esquema de corrupción el Gobierno estadounidense señaló a Alex Saab como el organizador de la entramada con la que se benefició este llamado testaferro, al igual que el gobierno de Venezuela; sin embargo, aún se investiga cuál es su real relación con los empresarios mexicanos.

Dentro de la investigación, que también avanza en México, las autoridades de ese país indicaron las operaciones por cerca de 200 millones fueron realizadas en euros y no en dólares lo cual ayudó a evadir las sanciones estadounidenses.

Una de las mayores inconsistencias encontradas en este contrato tiene que ver con los porcentajes en que fueron realizados los pagos. Pues según el acuerdo firmado, el 70% se realizaría de forma anticipada, sin embargo, en los documentos no aparece algún número de cuenta de destino para dicho pago.

Le puede interesar: ¿Por qué Donald Trump cambió de discurso a pocos meses de las elecciones?

Esto lleva a los investigadores a inferir que el petróleo fue el pago de esta deuda.

Además se indaga otra serie de inconsistencias en dineros y envíos delos vehículos cisterna y el maíz, sore los que en este momento existen dos versiones entre Estados Unidos y la compañía mexicana.

 

Cabe recordar que en junio de este año el Departamento de Tesoro de EE.UU. sancionó a tres personas mexicanas acusadas de colaborar con el gobierno de Maduro y la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), para eludir las restricciones estadounidenses y generar ingresos a partir del crudo venezolano.

El mexicano Joaquín Leal Jiménez es señalado de cooperar con Saab para hacer esas ventas en el marco del programa "petróleo por alimentos", que según el Tesoro nunca resultó en entregas de comida a Venezuela.

"Saab y Leal, en colaboración con las empresas con sede en México Libre Abordo y Schlager Business Group, negociaron la reventa de más de 30 millones de barriles de petróleo crudo en nombre de PdVSA, aproximadamente el 40% de las exportaciones de petróleo de PdVSA en abril de 2020", dijeron funcionarios estadounidenses.

Agregaron que aunque ambas compañías afirmaron tener contratos con el gobierno de Maduro para enviar maíz y camiones cisterna de agua a Venezuela, esto se concretó solo en parte y a "precios muy inflados" y "no coincide con la cantidad de petróleo crudo de PdVSA que fue revendido por Libre Abordo y Schlager Business Group, valorado en más de 300 millones de dólares".

También la mexicana Olga María Zepeda Esparza, y su madre, Verónica Esparza García, fueron sancionadas por dirigir o controlar esas empresas.

En ese momento las sanciones alcanzaban a un total de ocho entidades extranjeras y dos buques, uno de bandera de Panamá y otro de Liberia.

Fuente

LA FM

Encuentre más contenidos

Fin del contenido