Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

rperez
Autor
ARAÑAS VENENOSAS
Captura de video

Un mensaje publicado en Facebook por los guardaparques del Australian Reptile Park encendió nuevamente las alarmas en Australia. La situación se suma a los incendios forestales, las fuertes tormentas y el granizo que se han registrado en las últimas semanas.

Estas dos últimas situaciones –precisa el mensaje- han creado el mejor de los ambientes para la acelerada reproducción de las arañas tela de embudo, conocidas entre la comunidad científica por su veneno tóxico y directo.

“Las arañas de tela en embudo son potencialmente algunas de las arañas más peligrosas del planeta, en términos de mordeduras a humanos, y tenemos que tratarlas muy en serio”, señaló el portavoz del Australian Reptile Park en un video. 

Lea además: Llegan las tormentas de polvo y granizo a una Australia azotada por incendios

Debido a esto hizo un fuerte llamado de atención ante los riesgos que existen por el constante movimiento de este tipo de arañas en los últimos días. 

La ola de calor y las fuertes lluvias llevaron a que estas arañas -originarias de las regiones de bosques húmedos- “comenzarán a moverse” para abandonar sus madrigueras por las situaciones climatológicas. 

Scince Alert detalló que este tipo de arañas tienen un potente veneno, indicando que en los últimos años se han registrado varias muertes, principalmente de menores de edad, por su mordedura. 

Lea también: Incendios voraces acorralan a miles de personas en playas en Australia

Expertos en el tema han advertido que las arañas tipo de embudo pueden ingresar a las casas por el suelo o por el techo, por lo que se pide aumentar los controles con el fin de evitar su propagación. 

Igualmente se pide aumentar la producción del antídoto -creado en 1981- para contrarrestar el efecto del veneno de esta araña y así evitar que se presenten muertes por su mordedura. 

En el último mes de 2019 se registraron varios incendios forestales en Australia por la ola de calor. Posteriormente se registraron fuertes lluvias; lo que en un principio se creyó que iba a apaciguar la crisis se convirtió en una nueva pesadilla por las inundaciones y las fuertes granizadas. 

Como si fuera poco, las tormentas de polvo también se han hecho presentes en el territorio, aumentando las afectaciones en las viviendas de las personas. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.