Cargando contenido

El vídeo, que duró medio minuto, mostraba a una pareja manteniendo relaciones sexuales y fue retirado inmediatamente.

Filipinas calle
Calles de Filipinas
AFP

Las autoridades filipinas investigan la proyección de un vídeo pornográfico a plena luz del día en una pantalla pública del centro financiero de la ciudad, un suceso que ha causado un fuerte revuelo en este país de profundas raíces católicas.

El vídeo, que mostraba a una pareja en pleno acto sexual, se proyectó durante unos 30 segundos en una gran pantalla publicitaria en la intersección de dos de las principales avenidas de Makati, una de las urbes que componen la gran ciudad de Metro Manila y su principal centro financiero y de negocios.

El acontecimiento fue compartido en las redes sociales por numerosos viandantes y automovilistas que pasaban por el lugar, y que en general reaccionaron a las imágenes con risas y comentarios jocosos.

"La gente en la calle se volvió loca. Todos señalaban el vídeo, reían y algunos hasta silbaban y jaleaban a los protagonistas de la película", explicó el oficinista filipino de 29 años Mike Canlas, que fue uno de los testigos de la escena que se ha vuelto viral en todo el país.

La situación no ha hecho gracia alguna al Ayuntamiento de Makati, cuya alcaldesa, Abigail Binay, anunció hoy la investigación para aclarar los hechos y depurar responsabilidades.

De momento, la pantalla ha sido apagada por orden municipal y el Consistorio ha retirado provisionalmente la licencia para operarla a la empresa local que la tenía, llamada Globaltronics.

En Filipinas, un país mayoritariamente católico, la pornografía está prohibida, si bien las autoridades no se muestran excesivamente estrictas al aplicar restricciones en este ámbito

Fuente
Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido