Cargando contenido

El joven de 20 años tenía la mentalidad de un niño de tres.

Pistola
El hecho se presentó en la madrugada del 19 de agosto de 2016.
Foto: Ingimage

El asesinato de Eric Torrell a manos de la policía ha consternado a los habitantes de un pequeño pueblo al norte de Estocolmo. 

Eric, un joven de 20 años, pero con mentalidad de un niño de tres, escapó de su casa, por lo que su padre avisó a las autoridades para que ayudaran a localizarlo, relató el medio sueco Expressen. 

A las pocas horas, una persona se comunicó con el departamento de la policía para advertir que había visto a un hombre joven con una pistola disparando a todas partes. Los uniformados de inmediato se trasladaron al lugar indicado, y allí encontraron al joven con Down, mientras jugaba con una pistola de juguete.  

Cuando los agentes le indicaban a Eric que soltara el arma, este disparó su juguete, por lo que los tres policías en el lugar accionaron sus armas verdaderas hiriendo de muerte al inocente joven.  

La madre de Eric en medio de su dolor asegura que no entiende por qué asesinaron a su hijo que, además, padecía de autismo. "No puedo entenderlo, nunca ha lastimado a una mosca, era la persona más amable del mundo. No podía hablar, solo podía decir 'mamá, mamá'. Era como un niño de tres años"

Por su parte, la directora de la Asociación Sueca de Síndrome de Down manifestó estar horrorizada por lo que ocurrió. "Realmente no sé qué decir, me siento muy mal por esto. Es terrible". 

El ministro del Interior y Justicia, Morgan Johansson, aseguró que no descansará hasta que se revele la verdad de lo que sucedió. "Es un hecho profundamente trágico. Se está llevando a cabo una investigación para aclarar lo que sucedió, solo queda esperar".  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido