En el video se ve al oficial esposando al menor para intentar aleccionarlo, mientras éste protesta llorando, además las esposas le son colocadas a nivel de los bíceps, causándole más daño.

Un video en el que se ve a un oficial de policía esposar y “reprimir” a un niño de ocho años, presuntamente por una conducta asociada a su trastorno de déficit de atención con hiperactividad, ha desatado una fuerte controversia en Internet.

Una demanda federal presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), por el maltrato a los dos menores, ya que otro niño estuvo involucrado en este incidente, señala que el oficial causó dolor, miedo y trauma emocional, mismo que sería normal en cualquier niño con este síndrome conductual.

En el video se ve al oficial esposando al menor para intentar aleccionarlo, mientras éste protesta llorando, además las esposas le son colocadas a nivel de los bíceps, causándole más daño.

El niño, angustiado por el dolor y la incapacidad de moverse, llora y grita rogando al policía que lo libere, sin embargo, el agente Kevin Sumner, adscrito a Recursos Escolares, le responde con una amenaza: “Puedes hacer lo que te pedimos o sufrir las consecuencias”.

El video fue filmado desde el año pasado, pero apenas surgió a la luz pública como evidencia en una demanda contra la comisaría del condado de Kenton, Kentucky, por no entrenar adecuadamente al oficial que protagoniza el angustiante video.

El incidente se registró en las oficinas de la la Escuela Primaria Latonia, ubicada al sur de Cincinnati.