Foto AFP

Agentes antimotines impedían con gases lacrimógenes el avance de manifestantes opositores hacia el centro de Caracas, quienes les respondían con piedras, en un nuevo brote de violencia en las protestas que dejan en un mes una treintena de muertos.

Las fuerzas de seguridad lanzaban también chorros de agua al grupo de jóvenes que, con el rostro oculto con capuchas y pañuelos, y algunos con máscaras antigases, intentaban pasar la barrera en la autopista Francisco Fajardo, en el este de Caracas.

[imagewp:343041] Protestas en Venezuela / Foto AFP

"Hay que marchar y seguir, el que se quede en la casa pierde. Aquí seguiremos todos los días", dijo Andrés González, un estudiante de 20 años, con casco y máscara antigas.

"Quiénes somos? Venezuela; qué quéremos? Libertad", "Urgente, urgente... un nuevo presidente", gritaban algunos jóvenes.

[imagewp:343042] Foto AFP

Miles de opositores se movilizaban este miércoles en Caracas y otras ciudades para exigir elecciones generales, arreciando su ofensiva contra el presidente Nicolás Maduro.

Maduro, cuyo mandato concluye en enero de 2019, asegura que sus adversarios tienen un plan apoyado por Estados Unidos para derrocarlo y propiciar una intervención extranjera.

 

En el centro de la ciudad, los seguidores del chavismo marcharon y se concentran en las afueras del Palacio presidencial de Miraflores, donde esperaran a Maduro.

Las protestas estallaron luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), acusado de servir al chavismo, se adjudicara a fines de marzo las funciones del Parlamento, único de los poderes que controla la oposición, pero dio marcha atrás por la fuerte crítica internacional.

Los opositores pretendían llegar al centro de Caracas para exigirle al defensor del pueblo, Tarek William Saab, que active un proceso de destitución de los magistrados o lo considerarán "cómplice" de lo que llaman un "golpe de Estado".

Por AFP