Cargando contenido

El fin es que el Departamento de Estado esté alineado con el mando Central de EE.UU.

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos
Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos
AFP

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró que el presidente Donald Trump no "quiere una guerra" con Irán, aunque advirtió que están listos si Teherán toma una "mala decisión".

"Estamos allí para disuadir la agresión. El presidente Trump no quiere la guerra", dijo Pompeo en Tampa (Florida) a la salida de una reunión en el Comando Central de EE.UU, responsable de las operaciones militares en el Medio Oriente, incluido Irán.

Este encuentro llega un día después de que el secretario de Defensa en funciones de Estados Unidos, Patrick Shanahan, aprobara el envío de unos mil militares a Oriente Medio con propósitos "defensivos" para hacer frente a las "amenazas" de Irán contra intereses estadounidenses.

Lea ademásEE. UU. expulsará a los inmigrantes irregulares desde la próxima semana, anuncia Trump

El líder de la diplomacia estadounidense indicó en la Base de la Fuerza Aérea MacDill, en Florida, que la actual campaña de presión que Estados Unidos está ejerciendo sobre Irán es "muy efectiva".

"Esto no son solo dos años y medio o cinco años. Son 40 años de actividad iraní que han llevado a este punto", dijo Pompeo, que recalcó que los EE.UU. siguen y seguirán haciendo las cosas "necesarias para proteger los intereses estadounidenses en la región".

La tensión con Irán ha repuntado desde que Estados Unidos anunció en abril el fin de las exenciones a la compra del petróleo iraní y ha continuado con la designación como terroristas de los Guardianes de la Revolución y el aumento de la presencia militar estadounidense en Oriente Medio.

Esos roces volvieron a escalar en los últimos días tras el ataque a dos buques cisterna en el Golfo Pérsico, del que Estados Unidos ha acusado a Irán que, por su parte, ha responsabilizado a Estados Unidos y sus aliados en la región.

Pompeo dijo que uno de los propósitos de su reunión en el mando Central (Centcom) era asegurar que haya una "profunda coordinación" con el Departamento de Estado, pues es importante estar seguros de que pueden responder si Irán toma una "mala decisión".

En este sentido, el secretario de Estado indicó que los Estados Unidos están listos ante "cualquier amenaza" de Teherán y que su intención es trabajar para convencer a Irán de que su posición es "firme para evitar posibles agresiones en la región" y que no continúen con su programa nuclear.

De interésCrecen un 57,6 % las muertes de migrantes en América: ONU

Pompeo analizó la actual situación en Oriente Medio con el responsable del Centcom, el teniente general Kenneth McKenzie, y el comandante de las fuerzas especiales, el teniente general Richard Clarke, con quienes habló de tácticas militares y sobre la decisión de enviar tropas adicionales.

El jefe del Pentágono aseguró este lunes que el aumento de tropas en la región, donde Estados Unidos ya tiene desplegados unos 20.000 militares, tiene "propósitos defensivos" e insistió que "Estados Unidos no busca un conflicto con Irán".

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido