Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Desfile policial egipcio
Captura de pantalla

En las últimas horas se han viralizado unas imágenes que corresponden al desfile de graduación de la Policía de Egipto. Aunque en redes sociales se han hecho memes y comentarios en los que se compara el desfile con la Marcha del Orgullo LGBTI+, la comparación es imprecisa y lejana de la realidad. Según Amnistía Internacional en España, en ese país africano "se detiene y enjuicia a personas por su orientación sexual e identidad de género". 

De este modo, pese a que en redes sociales se comenta que el desfile policial se asimila a la estética de las marchas del Pride que se celebran alrededor del mundo cada 28 de junio, la realidad en Egipto para los LGBTI+ es muy diferente. De acuerdo con Amnistía Internacional las personas LGBTI+ que fueron detenidas durante el desarrollo de unas manifestaciones registradas el 20 de septiembre de 2019 "eran obligadas a someterse a invasivos exámenes anales y de determinación del sexo". 

Hay razones suficientes para pensar que el evento protagonizado por los policías recién graduados no es un homenaje a las poblaciones diversas. "En enero, un tribunal condenó a Mohamed al Ghiety, presentador televisivo que había expresado públicamente opiniones homófobas, a un año de prisión y al pago de una multa por haber entrevistado a un gay en televisión. La condena sirvió para intimidar a la gente y disuadirla de debatir públicamente cuestiones LGBTI". 

Además, Amnistía Internacional recuerda que una mujer transgénero identificada como Malak al Kashef, que también fue detenida por una protesta, "estuvo recluida durante cuatro meses en una prisión para hombres y fue sometida a un examen anal forzoso en un hospital público, en el que también sufrió otras formas de agresión sexual por parte del personal médico". 

El desfile, al cual asistieron, entre otros, el presidente Abdel Fattah El-Sisi, el ministro del Interior, Mahmoud Tawfiky y el papa de la Iglesia Copta de Alejandría, Teodoro II, es más bien una demostración de fuerza y habilidad de las autoridades egipcias. Como reporta El Español, los 1501 agentes que participaron de la ceremonia demostraron habilidades especiales para "combatir el terrorismo, irrumpir en escondites de terroristas y criminales, además de detectar artefactos explosivos". 

El citado medio señala que, durante el evento, el presidente egipcio "otorgó la medalla de excelencia de segunda clase a los mejores graduados y otorgó a los estudiantes árabes y africanos la misma medalla". 

Además, el desfile es una buena oportunidad para hablar de expresión de género. Al respecto, Naciones Unidas dice: "La expresión de género es la forma en que manifestamos nuestro género mediante nuestro comportamiento y nuestra apariencia". 

Entonces, se podría pensar que el la muestra de fuerza de la que se hizo gala es más bien un símbolo de lo que para la sociedad egipcia significa ser un hombre. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.