Cargando contenido

Foto: RCN Radio



La borrasca "Ana" formada en el noroeste de la Península Ibérica mantiene hoy a Portugal bajo alerta por vientos fuertes, precipitaciones intensas, agitación marítima y caída de nieve, que han llevado a las autoridades lusas a lanzar varios avisos a la población.

El Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera (IPMA) colocó a ocho distritos del norte y el centro del país en aviso rojo a partir del final de la tarde debido a vientos fuertes que pueden alcanzar los 130 kilómetros por hora en las zonas de mayor altitud.

La borrasca "Ana" tendrá como período más crítico en Portugal "el final de la tarde del domingo y la madrugada del lunes", según el IPMA, que prevé para esta segunda jornada caída de nieve en las zonas altas del norte y el centro del país.

Debido a estas previsiones meteorológicas, Protección Civil lusa emitió un aviso en el que prevé que el temporal pueda tener efectos como caídas de árboles, inundaciones rápidas en núcleos urbanos y estructuras subterráneas, formación de bolsas de agua o hielo en las carreteras y obstrucciones a la circulación, entre otros.

Por ello, recomendó a la población que evite lugares con árboles, que no circule por las zonas de mayor altitud y que no realice ninguna actividad marítima.

La transportadora de energía lusa EDP Distribución declaró también el estado de alerta en todas las regiones al norte del río Tajo y reforzó sus operadores en el territorio para atajar posibles problemas en la red eléctrica causados por "Ana".

La compañía no descarta que a lo largo del día extienda esta alerta al resto del territorio continental de Portugal.

EFE