Cargando contenido

Este fin de semana el país enfrentó la tormenta más fuente de los últimos años.

Bandera del Reino Unido
AFP

El Reino Unido enfrentó este fin de semana una de las tormentas más fuertes de los últimos años, que llevó a que los servicios meteorológicos advirtieran posibles ‘riesgos de muerte’.

La tormenta Dennis azotó el país con lluvias torrenciales y fuertes vientos. En los aeropuertos tuvieron que cancelar los vuelos y prácticamente la totalidad de la isla fue declarada en alerta naranja.

Varios centenares de vuelos con destino o salida del conjunto del país han quedado en tierra, anunciaron las compañías British Airways y EasyJet.

lea Accidente de bus de hinchas del Barcelona de Ecuador deja siete muertos

Mientras que el sur de País de Gales fue declarado en alerta roja, donde se midieron vientos de más de 145 kilómetros por hora.

El domingo a mediodía el país conoció un récord del "número de alertas y avisos en curso contra inundaciones jamás registrado en Inglaterra hasta el día de hoy", indicó el director de la Agencia de Medio Ambiente (EA) a través de twitter.

Ello se produce en una zona que abarca desde el sur de Escocia hasta Cornualles (sudoeste de Inglaterra), donde varios ríos están en fuerte crecida.

El Instituto Meteorológico británico (Met) colocó el sur de Gales en alerta roja, el nivel más elevado, debido a las fuertes lluvias que trajo Dennis.

lea El nuevo coronavirus deja primer muerto fuera de Asia, más de 1.600 en China

Desapariciones y evacuaciones

Una alerta roja equivale a "condiciones meteorológicas peligrosas" que generan un "riesgo de muerte", así como peligro de perturbación en el suministro en energía y de daños en las infraestructuras.

En el pantano de Crey Reservoir, en el sur del País de Gales, cayeron 132,8 mm de lluvia entre el sábado por la mañana y el domingo por la mañana, el equivalente de un mes de precipitaciones en este período en la región, según el MET.

En la frontera entre Escocia e Inglaterra, la Agencia escocesa de protección del Medio Ambiente (Sepa) pidió a los habitantes que abandonaran sus viviendas.

Otras evacuaciones están en curso, especialmente en la localidad galesa de Skenfrith, indicó la policía del condado de Gwent al que pertenece. La policía informó de la desaparición de un hombre el sábado, aunque no se sabe si ello se debe a la tormenta.

Otra desaparición se produjo en Brighton, donde la policía busca activamente a una joven de unos 20 años, a la que se vio entrar en el agua en la madrugada del domingo.

lea Vandalizan nueva obra de Bansky realizada por San Valentín

Mar agitado

Dos cadáveres fueron hallados el sábado frente a las costas del sur de Inglaterra, en un mar agitado, cuando se iniciaba la tormenta. Se ignora si estas muertes están vinculadas con la tormenta Dennis.

El sábado, el ministerio de Defensa desplegó el ejército en el West Yorkshire, una zona en el norte de Inglaterra duramente afectada el fin de semana pasado por las inundaciones que dejó la tormenta Ciara.

Varias competiciones deportivas previstas para el domingo han sido anuladas.

La situación seguirá siendo difícil hasta el domingo por la tarde en las regiones del sur del Reino Unido, "donde las lluvias fuertes y persistentes se desplazarán hacia el este" indicó el Met en su cuenta Twitter, y prevé asimismo algunos "chubascos violentos" con episodios "muy ventosos" en el norte y oeste del país.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido