Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presidente de Ecuador, Daniel Noboa
Presidente de Ecuador, Daniel Noboa
AFP

El presidente ecuatoriano, Daniel Noboa, confirmó la liberación de todos los agentes penitenciarios y funcionarios administrativos que estaban como rehenes en siete cárceles, tras amotinamientos ocurridos esta semana. 

Noboa elogió la labor de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI) por lograr la liberación en cárceles de varias provincias, tanto andinas como costeras de Ecuador. 

Lea también: Más de 40 funcionarios penitenciarios de Ecuador fueron liberados

"Felicitaciones a la labor patriótica, profesional y valiente de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y el SNAI", el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad, la secretaría penitenciaria del Estado, señaló el presidente Noboa.

El mandatario destacó el liderazgo de los ministros del Interior y Defensa, Mónica Palencia y Giancarlo Loffredo, respectivamente. El SNAI, en un comunicado, resaltó la exitosa colaboración entre militares, policías y guardias carcelarios para liberar a los rehenes, quienes están siendo sometidos a evaluaciones médicas para salvaguardar su bienestar.

Lea también: Defensor pide concretar mecanismo jurídico ante posible ingreso de nacionales condenados al país

El comunicado del SNAI subrayó que se iniciarán investigaciones para determinar las causas y responsables de los acontecimientos en las prisiones. Cabe mencionar que, en algunos casos, como en la cárcel de Esmeraldas, la mediación de representantes de las iglesias católica y evangélica contribuyó al rescate.

La agitación en las cárceles coincidió con el intento del gobierno de Noboa de recuperar el control penitenciario, ante la presencia interna de grupos delincuenciales. 

Estas rivalidades han resultado en más de 450 presos asesinados desde 2020, en una serie de masacres carcelarias. La violencia carcelaria también ha afectado las calles, situando a Ecuador con 45 homicidios intencionales por cada 100,000 habitantes en 2023, convirtiéndolo en uno de los países más violentos del mundo.

Fuente

Sistema Integrado de Información, con EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.