Cargando contenido

El presidente de Guatemala es hoy el presidente mejor pagado de toda Latinoamérica, con un salario mensual de 146.000 quetzales (casi 20.000 dólares).

Jimmy Morales
Jimmy Morales, presidente de Guatemala.
AFP

El presidente guatemalteco, Jimmy Morales, aseguró este lunes que todos los gastos en alimentación de la Presidencia del país no son suyos después de que una investigación revelara que son casi 4.000 dólares al día.

"Toda la comida de casa Presidencial no me la como yo, señores. ¿Pero qué les pasa?", se cuestionó el mandatario en un discurso que pronunció durante la presentación de la política nacional de competitividad, sin entrar en mayores detalles.

El pasado mes de enero, un artículo publicado por el medio local de Nuestro Diario aseguraba que la Presidencia, a través de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), gastó 10,6 millones de quetzales (1,4 millones de dólares) en 2017, con un promedio diario de 29.189 quetzales (casi 4.000 dólares).

Carpaccio, salmón, camarones, lomo, puyazo o chorizo argentino son algunos de los alimentos que se consumen en la Presidencia, aunque también hay pollo, lomo y carne molida, y "delicias" como camarones gigantes, costilla de cerdo, jamones, longanizas o rabo.

El titular de la SAAS, Orlando Ramírez, asegura que la cantidad es elevada porque de estos suministros se alimentan, además del presidente, Jimmy Morales, y su familia, los guardias y el personal administrativo.

Esta es la segunda polémica que envuelve a la SAAS, pues esta misma semana salió a la luz que varios artículos personales, como unas gafas de más de 3.000 dólares, ropa deportiva, pastillas para el aliento o joyas, se sufragaron con gastos públicos.

En total, entre 2016 y 2017, fueron casi 40.000 dólares los gastos imputados al Estado entre regalos y gastos personales de Morales, el presidente mejor pagado de toda Latinoamérica, con un salario mensual de 146.000 quetzales (casi 20.000 dólares).

Estas cifras causaron indignación en un país en el que más de mitad de la población vive en la pobreza y la Contraloría inició una investigación.

La SAAS, con más de 1.300 empleados, tiene una partida presupuestaria de 20,9 millones de dólares para este ejercicio y la mayor parte (14,4) se gasta en el pago de personal, aunque tiene contemplados otros rubros como materiales, transferencias corrientes o asignaciones globales.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido