Cargando contenido

Las medidas aplicarían entre el 8 y el 21 de junio, en caso de ser aprobadas por el Congreso de los Diputados.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español
AFP

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció este domingo una prórroga del estado de alarma hasta el 21 de junio, en el marco de la pandemia del coronavirus. 

Las medidas permitirían, como hasta ahora, restringir la movilidad de la población durante el proceso de desconfinamiento; pero esto solo se aplicaría en caso de que sea ratificado por el Congreso de los Diputados el próximo miércoles.

Le puede interesar: Abre al público la Torre de Pisa tras el duro golpe de la pandemia en Italia

"Volvemos a necesitar una última y definitiva prórroga de 15 días del estado de alarma", señaló el socialista Sánchez en rueda de prensa, quien se congratuló de que el país esté "a punto de llegar a buen puerto" tras controlar la epidemia.

Sánchez ya había intentado a mediados de mayo alargar un mes el estado de alarma, pero debió rebajar su solicitud a 15 días, hasta el 7 de junio, para garantizarse los apoyos necesarios en el Congreso de los diputados, donde su gobierno de coalición es minoritario.

Ahora el gobierno solicitará prolongar otras dos semanas el estado de alarma, un instrumento que a su juicio es indispensable para limitar el derecho a la libre circulación y así garantizar un desmontaje ordenado y gradual del confinamiento de la población, que se inició el 14 de marzo.

"Ellos podrán contar con el respaldo del Gobierno de España y de sus especialistas sanitarios. En manos del Gobierno solo quedará la regulación de la movilidad", precisó.

El gobierno tiene los apoyos garantizados para esta nueva prórroga gracias a acuerdos alcanzados el sábado con los independentistas catalanes de ERC y los nacionalistas vascos del PNV.

Lea aquí: Bolsonaro quiere la reanudación del fútbol en Brasil pese a la pandemia

A pesar de que el regreso a la normalidad está cada día más cerca, tras el fuerte impacto de la pandemia, Sánchez volvió a apelar a la "prudencia" y a la "responsabilidad individual", ya que el virus "sigue acechando y es una amenaza gravísima".

"No podemos olvidar el sacrificio de todos durante el confinamiento, el trabajo de los sanitarios y las miles de vidas que se ha llevado el COVID-19", remarcó.

Tras dejar atrás el pico de la pandemia de coronavirus, España, con más de 27.000 fallecidos hasta la fecha, espera finalizar su desconfinamiento por fases a finales de junio o a más tardar principios de julio.

Fuente

EFE Y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido