Cargando contenido

Fundador de WikiLeaks, Julian Assange / Foto AFP




Ecuador advirtió al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado desde 2012 en la embajada de este país en Londres, no intervenir en la crisis separatista de Cataluña, dijo el presidente ecuatoriano Lenín Moreno en una entrevista publicada en España.

Assange provocó el enfado de Madrid al usar Twitter para enviar mensajes de apoyo a la campaña de independencia de Cataluña, y acusar al gobierno central español de "represión", a sus cerca de 600.000 seguidores en la red social.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, dijo que había señales de que Assange estaba "intentando interferir y manipular" en la crisis catalana después de que el australiano fundador de WikiLeaks se reuniera el mes pasado con una destacada figura proindependentista catalana.

"No queremos intervenir bajo ninguna circunstancia respecto a la situación de Cataluña. Que se resuelva el problema más pronto posible en beneficio de todos los españoles", dijo Moreno al diario español El País.

"Le hemos recordado al señor Assange que no tiene por qué intervenir en la política ecuatoriana porque su estatus no se lo permite. Intervenir en la política ecuatoriana ni en la política de nuestros países amigos. No tiene derecho a hacerlo y se ha comprometido a eso", agregó.

Moreno comienza el domingo una visita oficial de tres días a España con un encuentro con inmigrantes ecuatorianos en Madrid. El lunes, está previsto que mantenga conversaciones con el rey emérito Juan Carlos I de España y el presidente Mariano Rajoy.

Assange está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde junio de 2012 tras buscar asilo para evitar la extradición a Suecia por supuestos delitos sexuales.

Aunque los fiscales suecos abandonaron su investigación de violación en mayo, Assange —que niega las acusaciones— todavía teme ser arrestado si deja la embajada para ser extraditado a Estados Unidos y juzgado por la publicación en WikiLeaks de secretos militares y documentos diplomáticos estadounidenses en 2010.

España se sumió en su peor crisis política desde un intento fallido de golpe de Estado en 1981, luego de que el gobierno catalán continuara adelante con un referéndum de independencia declarado ilegal celebrado el 1 de octubre.

Cataluña celebrará el próximo jueves elecciones anticipadas que podrían marcar el rumbo de la crisis de secesión.

Por: AFP.